Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POETAS DE LOS CANTARES RAMÓN A. URBANO Yo no sé quién es más digno del desprecio y la deshonra: si la mujer que se vende, ó el infame que la compra. Si Caridad me desprecia, su hermanita me querrá; ¡no ha de ser caritativa la hermana de Caridad! Cuando una estatua de barro pretende copiar á un hombre, más por el barro le imita que por sus propias facciones. Sembrar semillas de amor y cultivar el sembrado, es exponerse á coger cosecha de desengaños. Por ella, doblando están las campanas; si m a ñ a n a doblaran de nuevo, rogad por mi alma. Ya trepa por tu balcón, y ya la cara te besa; ¡no te alarmes, vida mía: hablo de la enredadera! Ese rico mausoleo, á pesar de sji grandeza, vale menos que la pobre crucecita de madera. Sólo por h u m a n a s pompas surgió el monumento rico, mientras la cruz de madera se alzó en aras del cariño. Amores curan amores, el desdén los empeora; ¡siempre va el alma buscando contrario fin del que gozal Al soldado que vence, cruces le otorgan, y al vencido le ponen cruz en la fosa; que en todo caso es la cruz reeompensa del buen soldado. Son las pasiones incendio que se extinguió al parecer; si no está bien apagado, se reproduce otra vez. R A M Ó N A. URBANO Iva bandera de mi Espafia sólo debiera ser roja, que ha cubierto lo amarillo un mar de sangre española. Le diste pan á un mendigo, y sembraste en el momento la semilla de una planta que prevalece en el cielo. Malagueña es sentimiento, inspiración el xojct 7 Aco, y es la jota aragonesa el canto del heroísmo. DIBUJO DE FEDERICO Es tu padre coronel, y no supe que lo fuera hasta ayer, que me dio un palo y me hizo ver las estrellas. Aunque se anegue la pluma en mares de sentimiento, nunca podrán los poetas cantar como canta el pueblo. Al pie de la cruz de piedra donde rezamos los dos, rezaste después con otro, ¡y la cruz se estremeció!