Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r Yo eé, Pai. jue eroa ¿e. de remuvcr cteio y tierra de varillas con un haz que en ti el abanico. Paz. aaele ser arma de guerra. No para hacerte un d s- irc estas coplas A dedico- pero, aÍT 09 a y con donairs. la que tiene taa buen aire ¿para qué qaiere atianico? ¿Lo quieres? Pues lo teoilrás. Versos eu él adornas? Eso ya uo entra eo mis plauca. pues hartas llores oiris ea boca de tus galanes En eso, hija mía. no roe adelanto á esos seGores; ni ¿cómo se te ocurrió que un país llenase yo de coral, perlas y Sores? En mano 3 do la mnje debe el abanico sei iigerito y elegante, U le sabrás pooer con gracia sobre et sembiánt- é. Mas. de China ó del Mogol, roa él causarás eoojos 4 este coplero espaooi, qoe el sol no e de tus ojos cuando los libras del sol. Con tu abanico, del ñ- pgfy del amor más vüvo y ciego. te burlarás á hurtadillas; y aunque no es limpio. ese y- c del país y las varillas, aólo con üQ a re y cifra. del galán más cooidma? echas la ilasióu á. tierra, pues ei abanico es. Pa 2. tQ Ejayor arma de guerra. EODAfiDO BUblILbO WF 1- A- l eke Paz del alma la. Ü itt te alarme tal pnacipio, paes ya tai ejez te fía. íjtie D ea de Tenorio el ripii O ci lo trae ia poeaía ¿Que ya sientes 1 calor y qne oa abanico qaieree maeblealio tentador jue e 3 üD Oiablo eoredanur u raanus. de la mujeres? X r i- i í