Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA Ta tenemos Congreso. -El lavado de las actas. -Palas j Jabón. E- iUa ocupados los señores. -Paz octavIana. -Kl cAa íBÍsme. -Las palomas mensajeras en Francia, -El queliacer de los gendarmes. El empréstito. -La garantía del azogue. Geografía política. -La cuestión de los generales. -Conflicto constitucional. -Los ochavos del moro. Subo mientes como puños, hubo puños como mientes, y toda clase de fuertes episodios y palabras grnesas antes de lograrse la constitución del Senado y í e l Congreso, que, por fortuna, funcionan j a como si tal cosa no hubiera ocurrido. Al revolverse el poso del pnebero electoral, salieron á la superficie culebras y sapos; al lavar las actas hubo u n j a b ó n y unos golpes de pala que ban hecho las delicies de la tribuna púHlica; en el salón de conferencias, como en los pasillos de la Cámara y en plena sesión, surgían á cada momento los lances, las cuestiones y las pendencias, todas las cuales t e r m i n a r o n para bien de todos, por la vía seca, sin ijue haya habido más efusión que l a efusión de la amistad m o m e n t á n e a m e n t e turbada. ¿Está el señor? decía el visitante del cuento. -SI, respondía el criado sin abrir la p u e r t a pero está m u y ocupado; le está pegando á! a señora. Lo mismo han pregunte do á Iss puertas del Congreso la cuestión de Cuba, el empréstito, los presupuestos, el problema del anarquismo y otras visitas spreoiables: ¿Están los señore -Si, respondían los hujieres; pero están m u y ocupados; se e? tán pegando y no sabemos cuándo acabarán. Con el examen de las actas t e r m i n a todo riesgo de nuevos conflictos, descansan los gladiadores y comeníjamos u n a era de filosófico sosiego y paz octaviana; porque claro es que n i n g ú n padre de la patria arriesga la v i l a ni pierde el seso por pedazo de m á s ó de menos en el territorio nacional. Con motivo de u n certamen oalombófilo celebrado en Perpignan, sé ha puesto nuevamente de manifiesto el adorable chauvinisme de í u e s t r o s amados vecinos y hermanos en raza l a t i n a L a autoridad prohibió t e r m i n a n t e m e n t e q u e se soltaran en terreno francés palomas mensajeras que no fueran nacionales y amantes entusiastas de la república y de Félix F a u r e Nación prevenida vale por dos, y quién sabe los perniciosos efectos que pudiera producir para Ja futura revancha u n espionaje ornitológico bien dirigido por Alemania. Sin duda los üiños en F r a n c i a les hacen creer que Bismarck tiene u n pajarito ó u n a paloma mersajera que t o d a s las m a ñ a n a s le c u e s t a al oído cuanto hacen y piensan ios franceses. -Pero señor, h a b r á n dicho los colombófilos extranjeros al prefecto de Perpignan, ¿qué daño le hacen á usted las aves? ¡Ah! Yo m e entiendo; yo sé por qué vuela tan alto el cóndor. -Estamos conformef; pero u n a paloma es el ser más inocente é inofensivo, u n bicho sin hiél. Mas no ha sido posible convencer al prefecto; las palomas extranjeras serán tratadlas como reas de alta traición, y l a que sea cogida en flagrante arrullo de espionaje será pasada por las a r m a s La gendarmería tiene órdenes t e r m i n a n t e s para capturar á las palomas como principales pájaros de cuenta. Y h a y y a muchos gendarmes que cantan perfectamente con la vieja zarzuela Palomita q e vas por el aire, tu vuelo di ten.