Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SALONES DE MADRID xrii EL HOTEL DE LOS DUQUES DE VALENCIA El ilustre descenáiente de los Narváez no tiene residencia fija; constituye para él una distracción lo que para muchos es una molestia: ese frecuente cambio de vivienda, que le lleva desde la antigua casa de la calle de los Reyes, donde murió la duquesa viuda de Valencia, al diminuto hotel de la calle de Ferraz, donde comenzaron sus brillantes fiestas los que entonces eran conocidos en la sociedad aristocrática con el título de vizcondes de DESPACHO DEL DDQUE Aliatar; desde este hotelito al ruinoso caserón de la calle de la Flor, que no se abrió nunca para la sociedad madi- ileña, y más tarde al precioso y elegante hotel de la calle de Mendizábal, que hizo construir la duquesa de Sessa, y en donde hallaron digno estuche las joyas artísticas que en gran número posee el duque de Valencia; y en fin, al hotel de la calle de Don Evaristo, donde estará ya instalado el ilustra procer cuando estas líneas vean la luz pública. Este continuo cambio de residencia no quita su carácter peculiar á las habitaciones de los duques de Valencia, pues su gusto personalísimo y artístico se refleja siempre en los menores detalles de sus moradas, como se destacan siempre sus fiestas, por lo originales y amenas, entre todas las que se celebran en la sociedad déla corte.