Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ESCENAS MADRILEÑAS EL BUERO DE LAS FLORES Apenas la brisa primaveral ha hecho desaparecer la nieve del Q- uadarraEoa, aparecen en las calles de Madrid como simpáticos heraldos de la más bella estación del año la fresera que f xpende el aromático fruto traído de Aranjnez y el vendedor de flores, que con su cantnria especial, conocida de todos los oidos madrileños, camina pausadamente, ya con el armatoste á la espalda lleno de tiestos y macetas, ya llevando del ronzal al borriqnillo, abrumado por la fresca y olorosa carga. Eosas, claveles dobles, geranios, toda la flora española se balancea sobre los serones de esparto, y las hermosas madrileñas bajan á comprar el adorno indispensable de estos balcones y ventanas de la corte tan perfumados y adornados como los de Andalucía. La pasión por las flores, innata en Ja mujer, es cualidad característica de la madrileña de raza, lo mismo Ja dama aristocrática que la pobre cigarrera de los barrios bajos. Bastarían á demostrar esto las varias tiendas de flores que en Madrid existen, los kioscos de- Recoletos y de la calle de Alcalá, -y sobre todo 6 clásico churro de las flores que recorre la capital de punta á cabo todas las mañanas de primavera. DIBUJO DE A L V A B K Z SALA