Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Final de partida núm. I. C O M P U E S T O P O E MR. M B N D H E I M NKGRAS CONVIENE á nuestras amables lectoras visitar el acreditado establecimiento de novedades Almacenes de Sania Cruz wm IITTPII WM, m. porque en él encontrarán las más altas novedades para vestidos en diversos artículos, asi como tambiéa las últimas creaciones de la moda en confecciones modelos de París. 1, Haza de Santa Cruz, y Bolsa, i6 BLANCAS Las blancas juegan y ganan. MATi leSEGiENTi n b 1 fRatt at ü A I GALLÜS W S S Í T I CORSÉS DE NOVIA HECHOS Y A MEDIDA, LOS D E MAS L U J O Y LOS MAS MODESTOS desde 10 pias. l. A Í I U K I ALCALÁ. 4 ASMA SItíí llC ffi Lií ESPIC J. ESPIG, 20, r u é S a í n t- L a a a r e P A R Í S v tnríns Fnyni flina y Tiy nwrinx. CURA INFALIBLE DUREZAS JABÓN MEDICINAL DE BREA EXÍJASE SIEMPRE PARA EVITAR LAS IMITACIONES Y FALSIFICACIONES L A MAECA KEGISTEADA LA GIRALDA DE SEVILLA APLICACIONES PRACTICAS Para afeitarse EL J A B Ó N D E B R E A marca La Giralda, es el mejor prod u c t o para afeitarse. S u s a l t a s cualidades balsámicas, que no posee ningún otro j a b ó n perfumado, l e h a c e n irreemplazable para este uso. No q u e m a n i e s c u e c e jamás, por delicado que se tenga el cutis; ablanda la b a r b a y evigranos. Para curar las enfermedades cutáneas EL J A B Ó N D E B R E A marca La G i ralda, no sólo es u n eñoaz preservativo, evitándose con su uso l a s mar. clias d e la p i e l sean ó no herpéticas, los g r a n o s sarpullidos y las demás enfermudados cutáneas que tanto, molestan y afean, sino que á la vez posee propiedades curativas de primer orden para desterrar en poco tiempo las citadas dolencias. tu) a ahda de lo PRECIO: 3 PESETAS LA CAJA CON 3 PASTILLAS DE VENTA EN LAS P R I N C I P A E S FAKMACIAS, D K O G U E E Í A S Y P E E r ü M B R Í A S U E B S P A Í Í A ULTIÍAMAK Y EXXKANJEEO DEPÓSITO OENTEAL PAEA ESPASA; ALMIKAUTE ESPINOSA, 1, SEVILLA AL POE MAYOE Eíí MADEID: MELOflOE GAEOÍA, OAPELLAHES, 1, DUPLICADO AL l OB MENOIÍ E N TODAS LAS BUENAS P E I i F U M E B Í A S