Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
por él, hecho á su gusto, y eternamente admirador de todo lo que hace. Es reducido, eso sí, pero en cambio es firme, constante. ÜSTovelli puede decirse que ha ido conquistando encada representación un individuo; él proceso ha sido lento, pero este xam. 6 n le ha proporcionado alumnos aplicadísimos que honz an su clsse todos los días. Novelli, sin embargo, no ha podido sustraerse á la iufluencia decisiva de la Moda, A esa gran tirana inspiradora de Bustillo, que determina en sus más altos designios no admirar al actor italiano más que un día marcado durante la semana. ¿Que Novelli hace maravillosamente Samlet? ¡Bueno! ¿Que está genialísimo en Un román parigino? ¿Y qué? Mientras el cartel no rece día de moda está terminantemente prohibido asistir al teatro, so pena de quebrantar profundamente las leyes de la etiqueta. Aquí tenemos la vida admirablemente organizada TJn día para los títeres del circo de Parisb, otro para jugar al polo en el Hipódromo, otro para Novelli, y el resto para discurrir por esas tertulias murmurando deliciosamente. Pero no es ésta orasión áo arreglar el mundo, sino de aplaudir como se mei- ece al inimitable artiota italiano, que cada n o c h e conquista nueves triunfos y d e l e i t a NOVELLI CIKACTEKIZANDOSE EN StJ CAMEEIKO DEL TEATRO DE LA COMEDIA más á los suyos, á los que van Fotog, M. Franzen, Madrid siempre, sea ó no sea moda Desde aquí le envío mi sincero aplauío, diciendo á los rehaciof: sacudid la pereza á Jos indiferentes, romped vuestro hielo y á otros muchos: Venid y vamos todos á aplaudir á Novelli. Como que si yo fuera ministro, mi primer decreto sería nombrar á Novelli primer actor del mundo. Y á mi gran amigo Mariano Benlíiure, subsecretario. LUIS GABALDON