Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS ÉXITOS LA NOCHE DE EL TEOTADOR saínete en un acto y cinco cnadros, original de Lnoeioj EL uOCHE- COEKEO, zarzuela en nn acto y tres onaáTOS, letra de Arnioliss y López Silva, música del maestro Clineoai TORTILLA AL UOIS, zarznala en un acto, letra de Merino, música de los maestros Caballero y Hermoso, estr 3- i dr- s en los teatros de Laia, Apolo y Zrjzuela respectiyamente. La gracia de Lueeño, rebosante siempre, tiene s a mejor mareo en aquella cara grave, seria como la de u n senador, de l a que cuelgan dos patillas que ¡ay! ya blanquean, y á las que acaricia D Tomás en los intermedios de la conversación. Es posible que si LT; ceño encarnase en los personajes que crea y les diese vida en las tablas, animándolos con sus personales agudezas, tendría éxitos mayores de los q u e obtiene, porque h a y en sus chistes u n a marca de fábrica, pudiéramos decir, t a n señalada, q u e al reirlos y al celebrarlos vemos detrás de ellos á su autor con el asombro pintado en el semblante y la candidez asomando á sus labios, y es imposible, absolutamente imposible prescindir de su figura en el momento en que la risa retoza p o r el cuerpo. LA NOCHE DE tEL TEOVADOE -CUADEO SEGUNDO, ESCESA I I E L CAPITÁN P I F I A (Sr. Larra) Porque decir de un cualquiera Ese que va ahí es Fulano de Tal eso no es ser nada, ó á lo sumo es ser u n árbol. La noche de t. El Trovador es u n delicadísimo plato hecho exclusivamente para cierto y reducido n ú m e r o de personas que puedan paladearlo. El sainete está bien observado, h a y en él causticidad; bien trazadas están las figuras, cuidado de forma y de sabor condiciones que unidas al desempeño que con el acierto que en aquel teatro es de cajón, y permítaseme lo v u l g a r dé la frase, h a tenido la obra, se comprenderá lo justo y legítimo del éxito, que vuelvo á repetir hubiera sido m á s grande á haber estado el público perfectamente empapado en la época que con tanta maestría ha escogido Lueeño para fondo de su sainete. P u n t o y dejo. Arniches, López Silva y Chueca soa tres elementos que garantizan una obra, tres factores que sumados producen, u n trimestre bastante para comprar u n Parlamento norteamericano; viveza, frescura, gracia en el decir, todo lo reúnen, por lo que se explica que M cocJté- eorreo lo haya tomado por horas el público y haya para rato, porque todavía no lleva traza de apearse. Y ahi v a n esos cinco, q u e tratándose de tres a u t o r e s es poco. Mesejo padre é hijo, Manolo, Carreras, Soler, la Campos y la Pino, cumplieron como buenos, y así Dios se lo premie. El teatro de la Zarzuela, p o r el que soplan este año vientos favorables, estrenó con fortuna u n a bafonada titulada