Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T lo mismo el presidente que el fiscal, han diclio: -Absolutamente nada. ¡Es decir, que toda Europa ha leído que el acusado estaba vendido á los gobiernos extranjeros, para que luego resulte que era una calumnia! ¿Y cómo va á destruir ahora esa opinión el calumniado? ¿Y cómo se puede vivir en un mundo donde al que está preso puede inventarle un periodista cualquiera crímenes y delitos nuevos que le hagan aborrecible al mundo? La libertad de la imprenta será una gran conquista, pero también es una sima abierta á todas las malas pasiones. La causa de los maestros cantores lo ha probado así, porque no haj i ea de los horrores que se ban dicho en dos meses de todos elloa sobre cosas y hechos que nada tenían que ver con los delitos imputados. Acaso de éstas atrocidades tiene la culpa el público, que busca cada WKKTUER PH CirSTI día con más afán los periódicos más violentos. E! escándalo ha venido á ser alimento necesario de nuestra gene- ación, y de él mismo vendrá el remedio más tartle ó más temprano. EüSKBio BLASCO TJAS E L E C C I O N E S POR MELITÓN GONZÁLEZ A. Uá va un votn!