Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA- ALUSTRADA ANO vr M A D B I D 4 DE AniitL DE 1896 NÚM. 257 CRISTOS POPULARES ESPAÑOLES EL CRISTO DE LA VEGA A hermosa leyenda de Zorrilla A buen juez mejor testigo, en la cual se inspiró Menéndez Pidal para componer el magf 7, I niñeo cnadro qne reproducimos, ha hecho popular al famoso Cristo toledano c ue se venera en el altar mayor de- la iglesia de Santa Leocadia. lia primitiva imagen á la cual se refiere la tradición fué quemada por los franceses, mas la escultura actual no va en zaga en méritos del arte á la imagen famosa que, según cuentan, bajó el brazo para atestiguar sobre los Evangelios el engaño de u n a muchacha á quien el seductor dio mentida palabra de casamiento. No contamos con suficiente espacio para c o a r los magníficos y sonoros versos de nuestro g r a n vate nacional, pero sí para reproducir lo que acerca del Cristo de la Vega dice el P a d r e Antonio de Quintadueñas en su obra titulada Santos de la Imperial Ciudad de Toledo: En el altar mayor de la iglesia, dice el famoso cronista toledano, vi y adoré la imagen de bulto de Cristo Nuestro Señor. Estatura grande y caído el brazo derecho, demostración que afirman algunos haber sucedido en ocasión que negando u n judio cierta cantidad de maravedís á u n cristiano, j) oniendo al Santo Cristo por testigo, derribó el brazo, dando á entender trataba verdad el cristiano, y luego se convirtió el j u d i o Otros quieren que u n mancebo negaba la palabra de casamiento á una doncella, y que, llegados á juicio a n t e el Crucifijo, bajó el brazo en favor de la doncella. Otros j u z g a n que este Santo Cristo es copia del que se reverencia en la capilla de San Miniato, en el castillo de Florencia. Pasa así: q u e siendo soldado San J u a n ualsero tuvo diferencias con otro, el cual, rendido, se le hincó de rodillas y le pidió que por Jesucristo Crucificado no le matase. Hizolo Grualsero, y entró luego en una ermita de Florencia donde estaba u n Crucifijo, y estando de rodillas, bajó el brazo el Cristo, dando á entender se había agradado y servido de aquel hecho. Con esto G- ualsero se hizo religioso y fundó la orden de Valdeembrosa. E l duque de Florencia tomó esta ermita, intitulada de San Miniato, y labró en ella u n castillo, siendo ya de religiosos, quedando dentro el Cristo bajado el brazo. A imitación de esta Santa Imagen se han labrado otros Crucifijos y traído á España, y entre ellos se piensa fué uno éste que está en el templo referido de Santa Leoeadia. CUADRO DE M B N E N O E Z PIDAL