Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES La beligerancia Sabido es que 1 he World y otros famosos periódicos norteamericanos, apenas surgió el conflicto de España con aquella Eépúbliea, ocasionado por la intemperancia de los senadores yánkées, hicieron funcionar el telégrafo y moverse á. los corresponsales para obtener de los principales políticos españoles su o p i n i ó n respecto á. la beligerancia de los insurrectos cubanos. Dijese entonces, y así era en efecto, que algún colega yankée había llevado su afán de información hasta el extremo de solicitar la opinión dé la Eeina ilegente de España, i n t e n t o que, naturalmente, no pudo lograr, y díjose también que una ilustre princesa de la casa de Borbón, igualmente invitada por los periodistas deWashington, iba acc e d e r patrióticamente á este deseo, interponiendo el p r e s t i g i o de su nombre y la elevación, de sus ideas á favor de los eternos ideales de la paz y de la justicia. Era, en efecto, la infanta Eulalia quien acababa de ser invitada por el World ¿dar su opinión en el susodicho periódico respecto al conflicto p e n d i e n t e y es también quien acaba de exponerla en un telegrama muy elevado y muy expresivo. S. A. R. LA INPAHTA DOÑA El n ú m e r o del World correspondiente al día 9 de este mes transoribe tan importante documento, dirigido por la infanta al director del famoso diario neoyorkino, y publica además un retrato de la infanta española, acompañado de una semblanza de S. A. encareciendo las cualidades que adornan 4 la augusta hermana del inolvidable T Alfonso XII. El cablegrama dice así, integramente traducido: pueblo de Jos Estados Unidos cuando ful á representar k España en las festividades colombinas. Durante esas hermosas fiestas, ambas naciones so dieron elocuentes pruebas de estimación mutua. Me oonvencientonces, y lo estoy aún, de que nunca debe queb r a n t a r s e esa amistad tradicional, ni menos turbarse la paz. Alejada de los asuntos de Estado, sólo me es dado rogar á Dios fervientemente que jamás cesen las relaciones cordiales que unen á los dos países. -María Eulalia de Borbón. j Vive y vivirá siempre en mi corazón el dulce recuerdo del recibimiento afectuoso que me tributó el Bl corresponsal del World acompaña el telegrama de S. A. con otro en que da cuenta de su gestión para obtener las manifeFtaeiones de la infanta que a c a b a mos de transcribir. E s t e telegrama está concebido en términos muy respetuosos y muy satisfactorios para Su Alteza. Eefiere cómo el Sr. Cánovas obtuvo de S. M. la Eeina Eegente la autorización necesaMARÍA EULALIA DE BOEBÓN ria, tratándose de una p r i n c e s a de sangre real, y dice que al comunicarie el señor presidente del Consejo el indicado permiso, le manifestó que S. A. celebraba mucho encontrar una ocasión en que poder expresar los gratos recuerdos que conserva de su visita á los Estados Unidos. El corresponsal fué recibido por la infanta en una artística galería de su hete! S. A. entregó el telegrama para el World escrito de su puño y letra, y manifestó una vez más al periodista norteamericano su satisfacción por hacer públicas las simpatías que le inspiran los Estados