Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA Impaciencias. Los estrategos de cifé. -lcoaoolaatas. -El eclipse de Weyler. Tina copia. -Ea el Smado yanicée. -Apurando ia W y apurando la H. -La tila del tío Sam. -Los gansos del Capitolio nortean: erlcano. JllOTcnsillado. -Trabajos de oarplnteria electoral. -Palmas de D. Antonio. -Un candidato por Madrid. Lo que es la popularidad. -Bntre el acta y el florete. -Los leones en el Congreso. -Las nnevas pesetas. -Cuyo paradero se Ignora. Los peticcrios en a semana que viene. H a y espíritus impacientes q ne oreen que lo de Cuba debe acabarse ea u n abrir y cerrar de Ojos del Agua. -Con la gente que allí hay, dicen, es más que suficiente para barrer la Isla. -Ya lo creo; y aun paia fregarla en cuanto empiece la famosa época de las lluvias. ¡Lo que yo digo! sigue vociferando el morral ó el macuto á. que me refiero; alli hay escobas de sobra; porque ¿qué es una palmera ó u n cocotero sino una escoba vuelta del revés? No hay nada como u n barrido desde la sierra del Cobre hasta P i n a r del Río, y luego otro barrido á contrapelo desde Vuelta Abajo hasta tíanliago de Cuba. Olvidan sin duda los que tal afirman que eso de enviar nuestro ejército á barrer es cosa que sólo puede oeurrlrseles á nuestros buenos amigos los senadores V- de la vista baja. Mas el hecho es que, por fas ó por nefas, el astro Weyler empezó á eclipsarse, y los mismos iconoclastas que derribaron del pedestal á Martínez Campos, metieron la piq ueta con nuevos brios en la estatua de su sucesor. Todo menos este vicio meridional que tan ieamente contrasta con las proezas de nuestros soldados y la sublime resistencia de nuestro pueblo. Si empezamos á consumir generales en la manigua, habrá que pedirlos como las botellas de agua de Seltz: devolviendo el casco. Y si tras el primero arremetemos con el segundo y nos pieparamos al tercero, habrá que advertir si hay ó n o hay ascensor. Un paisaQo n io cantaba no há mucho en u n a rondalla zaragozana: Cuba no se llama Caba, porque h mudado de nombre, y eu vez de Cuba se llama cementerio de españoles Con menos poesía, pero con tristeza no menor, habrá que modificar la copla, diciendo: Caba no se llama Cuba, porque de nombre ha oambia Jo, y en vez de Cuba se llama cementerio de entorchados. Los padres conscriptos del Senado norteamericano signen apurando las letras. Primero era la W Se leían los ataques hispanófobos del Woi- ld, se hablaba mal de W e y l e r y se excitaba el celo del gabinete de W a s h i n g t o n Ahora es la H. Se leen los artículos hispanófilos del Herald, nos defiende Mr. Hale y apura la colilla en nuestro obsequio Mr. Hoar. Si eran éstas las aspiraciones de España, indudablemente debemos aspirar la H, no sólo en la provincia de Jaén, sino en las cuarenta y ocho restantes. Meditemos acerca del cambio de frente operado en las Cámaras norteamericanas, y contestemos á las afirmaciones de The World con esta otra: J í e Weo Wesugo. Plácenos sin duda la tranquilidad de los estudiantes, la seguridad (cuerpo de) de los cónsules norteamericanos, la moderación do cuantos querían armar en corso hasta las zapatillas, y la misma actitud reposada y serena del tío Sam, que sin duda ha tomado una taza die tila ó de The (artículo i yankée) con unas gotas de azahar. Que azar y bien grande era el de u n a guerra como la que querían declararnos los gansos del Capitolio