Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La Academia de Jurisprudencia cadencia abrió sus puertas el último. 28 la inauguiación brillantísimo y solemne: ie Pomento, como jefe oficial de la casa 1 I de S. M. ocupado además el estrado decano del Colegio de Abogados; Silvela 3 la Academia; Maura, exministro y j u e la corporación; Cánido, Vicepresidente, Santiago) secretario general; en sitios de jrobernación, el gobernador civil, reprei stado, de los Tribunales, de las Eeales o, Universidad, etc. y dando realce á la uniendo sus graciosos atractivos á las icia. el grandioso salón de sesiones públicas en te acaba de dar lectura á su hermosa óra- I Futi. ii M. Fi- mzen eión inaugura todavía cuando los aplausos repetidos coronaban los párrafos portentosos de doctrina y de elocuencia. Con gusto reproducimos el retrato del insigne orador, sin que nada digamos en este sitio de sus méritos, tan conocidos como indiscutibles, porque es la figura do D. Alejandro Pidal y Mon u n a de las más ilustres, más extraordinarias y más respetadas de nuestros contemporáneos. E n último término presentamos también el retrato del Sr. D. Santiago Alonso de Yillapadierna, secretario general de la Aea- demia, donde tiene u n a historia ganada por sus prestigios y vivas simpatías. Su discurso, resumen de la labor académica, es admirable, modelo de bien decir y muestra gallarda de erudición y de doctrina. Por ser nota de actualidad, BLANCO Y ÍÍEBRO da noticia del acto, que forma época en la vida científica de la corte.