Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
recientemente, y como mis lectores no ignoran, la marquesa de Sofraga se unió al ilustrado y aristocrático marqués del Riscal, y hace apenas dos semanas que la marquesa del Valle de la Paloma ha dado su mano al Jjizarro oficial de artillería D. José de Saavedra y Salamanca, conde de Urbano, descendiente del insigne duque de Rivas. Como decía al comenzar este ligero bosquejo, dos veces, las dos que acabo de señalar, se han abierto l6 s Salones de los marqueses de Is. Laguna, y pocas veces se habrá visto manifestación tan unánime de simpatía como las que ha obtenido esta familia con motivo de las dos ceremonias nupciales. Además de los nombres todos de la aristocracia de la sangre, había on los r, egaIos ofrecidos á las jóvenes marquesas de Sofraga y Valle dé la Paloma otros como los de Cánovas del Castillo, Castelarj Sagasta, Romero Robledo, Abarzuza, Azoárraga y otros personajes politices; no pooQS de académicos ilustres y de escritores de nota, entre los que puede ocupar preferente lugar la insigne autora de La vida de. San Franeiseo, doña Emilia Pardo Bazán, gran amiga. de la marquesa de la Laguna. Con tanto nombre notable se confundían otros modestísimos con objetos de escaso valor, tributo de la gratitud á las mercedes recibidas de la marquesa, de la Laguna, cnjo bondadoso corazón sabe sacar partido de sus amistades políticas para favorecer á los depgraoiados. He dicho que dos veces solamente se ha abierto á la sociedad aristocrática el palacio de los i- narqueses de la GRAN SALÓN AMAKILLO Laguna, y he dicho mal; una vez al año, el día de la Concepción, recibe la marquesa Concha Laguna, como la llaman sus amigos, las f licitaciones de todos cuantos la conocen, y en ese día se renuevan en los salones de la calle de Alcalá las esplendideces de sus fiestas campestres del Cortijo de San Isidro. MONTE- CRISTO Fotografias d M. F anze- n, Priviclpe, 23, hechn. R expreí -i. menie para BLAXCO Y NEG 7! O.