Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SALONES DE MADRID XI EL PALACIO DE LOS MARQUESES DE LA LAGUNA Dos veces en el escaso transcurso de un año se han abierto á la sociedad aristocrática los santaosos salones del palacio que en la calle de Alcalá, habitan desde su matrimonio loa marqueses de la Laguna. La hermosa hija de los duques de la Roca abandonó el antiguo caserón de la calle de Toledo, donde transcurrió su juventud, para ir 4 embellecer con su presencia el que hiciera construir frontero al de los duques de Bailen el hermano de éstos, D. Permín del Collado y Echagüe, marqués de la Laguna, Grande de España y vizconde de Jarafe. Permitióle al marqués su gran fortuna hacer de su m. orada digno estuche de tan gallarda hermosura como la heredera de los Alcázar y Vera de Aragón, y en la suntuosa escalera de mármol blanco decorada al estilo pompeyano, en los ricos tapices de los salones, en las adamascadas colgaduras de seda, en las vitrinas repletas de objetos artísticos, en los cuadros y mármoles de firmas notables, en los menores detalles, en fin, de aquella mansión, se revelaron el gusto y la fortuna del opulento magnate. No se abrieron para grandes fiestas aquellos salones; ornato de las fiestas aristocráticas su ilustre dueña, embelleciendo y animando con su p r e s e n c i a cuantas en la corte se celebraban, extendió de tal modo el circulo de sus relaciones, que como ella decía en frase gr- áñca, para reunirías á todas hubiera necesitado de un salón como el del Prado. Transcurrieron los años, y el palacio de la calle de Alcalá toSALA DE CONFIANZA maba aspecto casi fantástico, como todo lo desconocido; envolvíase en un ambiente de misterio que iba picando la curiosidad de la sociedad madrileña. Kadie, fuera de las personas de la fara. il ¡a, había traspasado sus umbrales. La señora marquesa no recibe era la frase consagrada del portero, que recogía diariamente tarjetas sobre tarjetas de toda la grandeza de España, de todo el cuerpo diplomático, de todos los políticos eminentes, de