Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
debe huir dnl peligro q u e encierran ciertas novedades, del mismo modo que el pintor e a sus cuadros escoge las manchas más simpáticas. Nada h a y tan bello como el cielo, y sin embargo muchas veces, si el pincel lo copiara, diriamos con. el poeta; ni es cíelo ni es azal. í í- V. E í- j- y- SÉÉ j: i ¿l. ¡is. i ACTO TERGEEO. -ESCENA V I I FULGENCIO (Sr. Cireraj: Que tu hijo está perdido. -DOMINGO (Sr. Jiménez) ¡Perdido! dirección del viejo pastor m i amigo Liern, competentísimo en lo que á la mecánica de la escena se refiere; y por lo que atañe á la interpretación, sólo elogios he de tributar á María G- uerrero, reina y señora q u e rige m u y á gusto de todos los destinos del teatro Español, y d é l a que m e declaro su más ferviente vasallo; á la Valdivia, que en cada papel aumenta sus prestigios, y- a l a Eevilla; á Díaz de Mendoza, inspiradísimo creador de Poncho; á García Ortega, que cada ACTO TEECEEO. -ESCENA F I N A L JAVIBK (Sr. García Ortega) Adiós, Pencho. -MAUÍA DEL CARMES (S- ra. Guerrero) ¡Abrázale! vez hallóle más estudioso y merecedor del aplauso con que todo el mundo le protege; á Donato, al inimitable Carsi, á Cirera, á Diaz, y á todos, que en buena lid defendieron sus honrosos puestos. A Eeliú y Codina le saludaré con u n a frase hoy m u y alarmante para Peña E a m i r o QuesigalaTMc 7. Fitografías de M. Franzen, hechas expresamente p ifa BLANCO Y NEGKO durante la representación d i la obra Lüi G A B A L D Ó N