Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l U -j LOS ÚLTIMOS EMBARQUES Al comenzar este artículo, tenemos á la vista profuso montón de fotografías remitidas por nuestros corresponsales de Coruña, de Cádiz, de Alicante, de Santander, de Barcelona, de Vigo, los puertos españoles de donde han zarpado los grandes trasatlánticos conduciendo á los quince batallones que hoy surcan las a g u a s en dirección á Cuba, llenando los solitarios cielos de canciones españolas y de vivas á la madre patria. Pequeñísima parte de esos grupos elegimos para adorno de estas lineas, mas en todos ellos nos inspiramos para trazarlas; que si es hermoso, al hojear la prensa diaria de estos días, ver cómo todos los pueblos de España rivalizan on entusiasmo y cariño por los soldados, es mucho más conmovedor y produce emoción originalísima ver reunidos y arrancados á la realidad por la m á q u i n a fotográfica los cuadros populares y patrióticos á que ha dado lugar el embarque de tropas en los primeros puertos de España. Diriase que asi como el oleaje del m a r nace allá dentro y poco á poco crece y se agiganta hasta que viene á romper sobre la costa, asi el entusiasmo patrio sentido en los pueblos del interior, experimentado por el pueblo de Madrid al m a r c h a r para Cádiz los tres batallones que de aquí salieron, crece t a m b i é n y se agiganta con la marcha de los trenes militares, se acrecienta en cada estación, se a u m e n t a en cada parada, y y a en el puerto y á bordo del trasatlántico estalla en inmenso desahogo de los corazones. Dicen que la fotografía no ha dado nada interior n i intimo hasta el novísimo descubrimiento de los rayos catódicos; pero sin necesidad de tales rayos, las pruebas fotográficas que á la vista tenemos acusan algo más que la apiñada muchedumbre de los grupos y el plano superficial de las figuras. En las caras alegres de los soldados, en la actitud de los espectadores, en los semblantes sorprendidos por I IMA C A R T A la instantánea a l gritar lilX SANTIASO ¡Viva España I ó al par Urtasún padear la última lágrima de despedida, se advierte también algo m u y íntimo y sentido, que tendría su completa expresión si á la fotografía se uniese el fonógrafo, si á las líneas de aquélla acompañaran los sonidos de éste, y oyéramos los gritos, los vivas y las músicas como vemos los barcos, las figuras y las actitudes. Aquí son las gabarras adornadas por el entusiasmo del pueblo y bogando hacia el vapor, que deja oir sus resoplidos cuando ya se apaga el eco de los gritos y de las músicas de tierra; allá la convexa popa del gran trasatlántico, por cuyas escalas suben como á los lomos de u n cetáceo colosal los soldados expedicionarios; en u n a prueba vemos al p ueblo, mal contenido por los limites del muelle, que i- ah. -riendo avanzar sóbrelas aguas, X como si en su entusiasmo quisiera extender mar adentro la E L BATALLÓN DE W A D- E A S EN E L M U E L L E DE CÁDIZ Fatog. Lebrón