Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lo más expuesto y tfemible. es que en aquel estado de ánimos y con aquella confusión de cerebros n o v a y a n á equivocar el camino nuestros futuros representantes de por allá. Y en vez de venir al Congreso español, vayan á sentarse en el Senado norteamericano. Y de política internacional, ¿cómo andamos? Pues con andadores. La figura d é l a semana es efectivamente el principe Boris, cuyo solemne bautizo en la iglesia heterodoxa traen pintado casi todas las ilustraciones extranjeras. Siendo el hijo de su padre menor de edad, tenemos eso adelantado para que la cosa no pase á mayores; mas aun asi el bautizo ha tenido resonancia europea, y algún tabernero de buen h u m o r ha anunciado u n vino llamado á tener gran aceptación: Vino Boris es decir, vino bautizado. Eusia, Turquía, Francia y no sé si alguna otra potencia, enviaron sus representantes á Sofía, y de aquí no quisó ir nadie al bautizo porque nos dio en la nariz que no iba á haber bateo n i cosa que ío valiere. E l principe Boris, en vista de su notoriedad, podrá darse lustre y aun lustro (puesto que va á cumplir cinco años) y el príncipe Fernando su padre comenzará á sentir temores como padre y como heterodoxo. Si el chico se hubiera malogrado antes de esta fecha, nada hubiera ocurrido en el mundo internacional; el príncipe mamaba de incógnito. Pero si ahora ocurre que el príncipe Boris se rompe el bautismo, ¡qué complicación t a n grande p a r a l a Triple alianza! Cuide el soberano de Bulgaria la g a r g a n t a de su hijo, porque puede venir el garrotillo, y entre garrotillo y Krup no hay t a n t a diferencia, según la patología infantil. Is o pierdo la esperanza do que me recompensen por la Marcha de Cádiz. Y no es que me sienta con fuerzas para acudir, n i mucho menos para obtener el premio en el certamen con tan loable generosidad abierto por El Impo, rGÍal y con t a n felicísima oportunidad ideado por el ingenio soberano y clarísimo de Mariano de Cavia, sino que de seguir abierta la lista de recompensas otorgadas hasta ahora por el Gobierno, no es disparate suponer que han de destinarse media docena de cruees á los admiradores de la Marcha, y entre ellos reclamo mi puesto en primera fila. Hasta ahora van recompensados (con indudable justicia desde luego) dos autores por la música, uno por la letra, y. ¿Sigue la procesión? K o; está parada en la calle de las Tres Cruces. Pero a l g ú n amigo oficioso habrá que se acuerde de los escenógrafos. A u n q u e éstos, dirá el ministro, si quieren cruz que se la pinten. Lui 8 R O Y O V I L L A N O Y A DIBUJOS BE CILLA