Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r -í Madrid son lo bastante para que aquellos rostros lampiños, aquellos semblantes juveniles de soldado bisoño queden grabados para mucho tiempo en la imaginación, y vuelvan á ella cada vez que tengamos noticia de nuevos combates. E l r o a r e i a l desfile de los regimientos con todas sus galas y fornituras por la anchurosa calle de Alcalá en dias de parada, no puede compararse con ese otro desfile familiar, desordenado, intimo, de los soldados queridos por la estrecha Carrera de San Jerónimo, que parecía oprimir com) u n abrazo á los expedicionarios desde la P u e r t a del Sol, la más genuina representación de Madrid, hasta el palacio de las Cortes, la más alta representación de la patria.