Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LO QUE SERA Pasado mañana salo no el gordo, como anuncian algunos vendedores de décimos, a u n q u e mucho puede esperarse de la suerte en esta fiesta organizada por el simpático Centro artístico. El próximo lunes podrán los audaces tenorios de mazurka y redowa descubrir bajo el discreto antifaz la soñada, bellísima y no siempre marmórea Doña Inés, si la fortuna guía sus pasos. Y para ellas, ¿quién sabe lo que puede reservarlas su buena estrella en esa noclie? Quizá tropiecen con u n emperador desconocido ó con el galán de sus ensueños, y tal vez Pero esto merece párrafo aparte. El Circulo ha resuelto extremar su galantería con las lindas mascaritas de este baile, y para todas, entiéndanlo ustedes bien, para todas habrá u n medallote de plomo, que después veremos luciéndose en las elegantes vitrinas como objeto de arte codiciado por los coleccionistas. Los modelos se deben al privilegiado cincel de los señores Marinas, Arija, González Pola, Parera, Carretero y Castaños, escultores todos de gran nombre y reputación artística, que este año, como hijos de K d i a s contribuyen por primera vez al acostumbrado obsequio de la Sociedad. La acuñación de las medallas se ha confiado al habilísimo grabador D. Victorino González, y con decir esto, basta. Después (aquí vuelve la suerte á entrar en juego) dentro de la envoltura de la medalla puede tropezar la encantadora encapuchada con un papelito blanco, si tiene poca suerte, ó con uno que tenga el número correspondiente á una pandereta que ostentará la valiosa firma de Perrant, Sorolla, Domínguez, Cutanda, Pía, Unceta, Latorre, Peña, Bertodano, J Cxómez, Morelli, y qué sé yo cuántos más pintores de nombre ilustre, que han pintado próximamente doscientas panderetas. Y el Circulo se propone que u n notario intervenga en las operaciones, para que al envolver los números no quede duda de que la suerte los ha de repartir. De manera que podemos decir: sin tram, pa ni cartón. ¿Qué más quieren ustedes? Ah! Se me olvidaba: aún hay m á s El restaurant servido por Cesare, campeón que estableció hace años el record de los buenos macarrones, sin que hasta el dia haya encontrado quien pueda disputarle el campeonato. El guardarropa servido con equidad y aseo. De modo que ya ven ustedes si tenia razón diciendo en el comienzo de esto mal articulejo: ¡pasado mañana sale! P o r q u e no me negarán ustedes que en muchos detalles de este baile h a y algo de premio grande. SAINT A U B I N