Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FAMOSAS CARNESTOLENDAS (E. ECUEEDOS DE HACE DOS SIGLOS) n i arbitrios que á sus soldados faciliten los recursos de que se encuentran exhaustos, sino el más lindo festejo y el más suntuoso sarao que ofreció en Carnestolendas rey alguno á sus vasallos? en ricos aparadores de salvillas atestados, y en simulacros de fuertes, torres, bastiones y arcos, hay invertida más plata que de Indias viene en un año. Pero donde á maravilla se queda suspenso el ánimo es en las vastas anchuras de las salas de Palacio, donde las ricas preseas que en otro tiempo ganamos al turco en Oran y Túnez, en Elandes al luterano, hacen pareja á tapices que alternan por modo vai io con fragilísimos vidrios bohemios y venecianos. III En el Campo Grande todo estaba ya preparado para correr la sortija y hacer al rey agasajo, con la botarga dispuesta para que el rústico garbo de Hortaleza y Villaverde lucieran payas y payos, cuando el rubicundo Eebo, celoso al verse eclipsado, máscara haciendo á su rostro de unos nubarrones cárdenos, el puesto dejó á Neptuno, que de sus hiimedos antros de tal suerte hacia la tierra volvió la boca á sus j a r r o s que todas aquellas galas, como por arte de ensalmo, quedaron en breve tiempo trocadas en amplio charco. Y fué tanto lo perdido con aquel llover tirano, que sólo con la vianda de los manjares más raros, de que está vez los arroyos únicamente gozaron, se hubiera tenido á u n tercio durante un mes vituallado. IV Mas ¿quién pensó en tal, si luego, ya del mal tiempo al amparo, del Alcázar del Ketiro en los suntuosos estrados, las más alcurniadas damas, los galanes m á s bizarros, Olivares, Haro, Liche y hasta aquel planeta cuarto, Atalante poderoso que con su potente mano, si no el peso de dos mundos, sostiene de ellos pedazos, haciendo ostentosa gala de cien disfraces extraños, en Mayo abreviado truecan las estancias del Palacio? Polvoriento, sudorosa y reventando caballos, llegó anteayer u n correo á las puertas de Palacio, ¡Por Dios vivo, que el holgorio bien merece los ducados Según dicen, de Lisboa viene, sin darse descanso, con pliegos que debe sólo poner del monarca en manos. Mas ¿cómo ha de recibirle Su Majestad, si ocupado se encuentra en el Buen Eetir disponiendo y ordenando, no nuevos planes de guerra dicen que se están gastando! El ingenio menos vivo adivina sin trabajo que dirige los aprestos Cosme Lotti, el italiano, á quien al fin y á la postre, por nacido en suelo extraño, no ha de dolerle la plata invertida en tal boato. Eso si, como cumplido dejó bien el regio encargo: que los más negros rincones en ascua de oro trocando, tan vistosas apariencias logró dar al Ochavado, que han de envidiar á la noche del sollos mejores rayos. En reposteros que cuelgan 4 e los más altivos ramos;