Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
miento de Valencia, sirvió en Granada y Sevilla, alcanzando en Aleolea el grado de teniente. El empleo de capitán lo ganó en el Norte peleando contia los carlistas, y el de comandante, con la cruz de Fan Ferj ando, on la primera guerra de Cuba, adonde marchó en 1870. Otra vez pasó á Cuba, después de ser en Granada jefe de la extinguida Academia Militar, desempeñando durante seis años e l cargo de gobernador militar de Sagua la Grande. Ejercía el año pasado el cargo de gobernador de la isla de Pinos, y se disponía á venir á España á t o m a r posesión del empleo de coronel, cuando estalló la guerra, siendo nombrado por el general en jefe comandante militar y jefe de operaciones de S a g r a la Grande, teniendo á sus órdenes los batallones de Extremadura, Las Navas, Galicia, dos escuadrones de Sagunto y el movilizado de Santo Domingo. Al presentarse en la laza para tomar posesión do su cargo, el vecindario le dispensó u n a entusinsta y liermoía recepción, i- eo dándose p r todos los beneficios que disfrutó la cixidad en la anterior época de? u mando y sus brillantes hechos de armas en la pasada guena. de la zona de operaciones de itra las hordas de foiajidos, que han tomado las armas conociendo su táctica espemcentraciones sucesivas, no o, haciéndoles objeto de una ¡ficaz que rinde al enemigo, n de nuevos atentados y la fornia -ión de g r a n d e s núcleos separatistas. No tengo á mano datos biográficos del otro bravo coronel cuyo retrato va con e tas líneas, pero la marcial apostura y continente aguerrido Eí, COIiOSKL que el lector jiuede apreDON CÁNniDO HEKKÁSDEa ciar en la fotografía valen por la mejor hoja de servicios y hacen adivinarla desde luego. Figuras de la guerra El Sr. D. Santiago Líaz de Cevallos es coronel del regimiento Habana, Eemito á ustedes en esta carta uno de los primeros que los retratos de dos coroneles cuj- os salieTon á operaciones nombres han sonado mucho en la cuando las fuerzas espacampaña. Valerosos, incansables, ñolas en Cuba eran bien con la pericia que les da haber hereducidas por no l. aber cho contra los mambites la guerra llegado aún los primeros pasada, bien pueden figurar en refuerzos. primera línea entre las figuras de Al mando de sus vala guerra que envío á ustedes de lientes soldados, aguec iando en cuando. rridos todos, conocedoEl coronel D. Cándido Hernánres del país y aclimatadez Velaseo, jefe de la zona militar dos en él, fué destinado de Sagua la Grande, puede decirse al tercer distrito militar, que está en continuo fuego sobre donde probó su arrojo y el enemigo, y las acciones princi- su pericia en innumerapales en que ha tomado parte en bles encuentros trabados estos últimos meses son las de la enlajurisdicción deHolEncrucijada, librada en Noviemguin. Por ellos, el nombre, y la más reciente, de Tirado, bre del coronel Cevallos en la provincia de P i n a r del Eío, en la cual el coronel Hernández, figuró en la primera lisluandando la vanguardia de la brita de recompensas remiEL COHO. NEL DOX. SANTIAGO DÍAZ DE CEVALLOS gada Luque, consiguió derrotar tida al Gobierno desde las fuerzas de Antonio Maceo. el campo de operaciones. El regimiento Habana, así como su bravo coronel CevaEl coronel Hernández es natural de Motril, donde nació llos, han combatido y siguen combatiendo sin descansoá los en Septiembre de 18i8, entrando en el Colegio Militar á enemigos de España, cuyas guaridas conocen, asi como sus los trece años. Cadete de gracia á los quince, continuó medios de combatir, que neutralizan y desbaratan cada día. sus estudios en la Academia de Toledo. Agregado al regi-