Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA ANO V I IÍLUSTRADAT NÚM. 249 MADRID, 8 DE FEBMOEO DE 1896 ORO VIEJO LA r i i A a U A D E VÜLCANO Famoso enadro, original del eximio Velázquez. Es una de las joyas más preciadas del Museo de Madrid. Este j el de ha tútdca de Josef, que existe en el Monasterio del Escorial, son las dos únicas obras de im j Ortancia que tf) Velázquez durante su primer viaje á Konia, en 1630. D. Pedro de Madrazo, en su Catátogo del Museo del Prado, desoribe asi el cuadro que reproducimos: El dios Apolo, en figura de iin mancebo gallardo, a u n q u e no hermoso, con u n a aureola de refulgentes rayos, y coronado de laurel, se aparece en la fragua ó taller de Vuleano, desnudo de medio cuerpo arriba y cubierto lo restante con u n manto amarillo terciado sobre el hombro izquierdo. Dirígese al dios herrero, q u e acompañado de cuatro cíclopes trabaja en batir u n a chapa de hierro para u n arnés, y le cuenta el engaño que acaba de cometer su esposa Venus con Marte, dios de la guerra. Sorprendido Vuleano, fija- eii él sus ojos y no acierta á proseguir su tarea. Tiene atado á la cabeza u u pañizuelo blanco y sucio, en la mano derecha el martillo y en la izquierda la pieza que estaba ejecutando, sujeta con u n a tenaza. Desnudo hasta la cintura, cubre sus muslos u n paño de media tinta rebajada, á modo de mandil. Desnudos, sin más ropa que u n paño sujeto á las caderas, y en suspenso también, los cuatro oficiales de Vuleano escuchan en diversas actitudes lo que refiere el dios delator. Fotoii pia Eauser y Menet