Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4. Bomberos movilizados El Cuerpo de bomberos de la Habana es una de las instituciones más admirables y características de este país. En todas partes los bomberos son operarios asalariados que desempeñan su lieroieo ministerio con destreza y arrojo casi siempre superiores á lo que puede esperarse, dada la mezquina retribución con que se les suele recompensar. El oficio de bombero, con ser tan arriesgado y peligroso, puede considerarse siempre como uno de los que con mayor desinterés se desempeñan. Pero esto so nota todavía más cuando los encargados de dicha misión son personas pertenecientes á todas las clases sociales, aun á las más elevadas, como acontece con los bomberos de la Habana y con los de algunas otras poblaciones de la Isla que han creado cuerpos semejantes á éste. Aquí se considera como compromiso de honor entre las personas de ciertas condiciones morales y sociales el pertenecer al Cuerpo de bomberos y cumjilir con toda conciencia y lealtad los penosos deberes que este cargo trae consigo. El resultado no puede ser más satisíactorio, pues siendo los bomberos personas de buena posición, no sólo se obtiene la ventaja de la superioridad en cuanto á equipo y armamento, sino además la inapreciable del excelente efecto moral que produce el ejemplo de la abnegación pura por parte de aquellos que se prestan espontánea y generosamente á realizar los mayores sacrificios en bien de la vida y de la propiedad de sus semejantes. CAPITAX D. I. KAXCISCO LÓI EZ CALOÜllÓN Organizado el Cuerpo de bomberviS de esta capital con el rigor de la disciplina militar más severa, nada tiene de extraño que desde los comienzos de la campaña se iniciase entre sus individuos la idea de tomar parte activa en las operaciones de guerra. Aquellos que tantas veces han expuesto su vida en incendios debido: Í, la casualidad y donde sólo podrían perecer contadas personas y objetos de interés privado, se cre eron fundadaiuen e eii el deber de prestar su valeroso esfuerzo para concluir con ese otro incendio mucho más terrible que amenaza concluir con muchas vidas y con l i s más altos y sagrados intereses de la patria, y allá han ido movidos por la lealtad y la nobleza de sus almas bien templadas, y ya en más de una ocasión han demostrado que si saben luchar con el devastador elemento que todo lo asuela, también saben presentar el pecho á las balas de los traidores y hacerlos retroceder cou temerario arrojo. En la imiiosibilidad de remitir, como desearía, los retratos de todos los valientes bomberos de la Habana, envío los que he podido procurarme de los oficiales del Cuerpo actualmente movilizado que más se han distinguido en los últimos combates. Es el primero de ellos el capitán D. Eranc seo López Calderón, quien se hallaba prestando el importante servicio de escolta en los ferrocarriles de vía estrecha de Caibarién á Placetas. Después ha formado parte de la columna que mandaba el general Oliver, distinguiéndose notablemente en diferentes encuentros con las fuerzas insurgentes, y esp 60i alm. ente en los de Baracoa, Seborucal y la Paila. Acompaña á este retrato el de D. Ignacio Griol Marín, primer teniente del mencionado Cuerpo, que se hallaba de destacamento en el fuerte de Salamanca. Este fuerte ha sufrido diferentes y m u y obstinados ataques de los filibusteros. Posteriormente, el teniente Griol con las fuerzas á su mando ha derrotado y disuelto la partida de plateados que capitaneaba el cabecilla Mariano Cantero. Sigue el retrato del primer teniente D. Alfonso Cortés, quien hallándose destacado en Viñas, sufrió innumerables penalidades con la fuerza que mandaba, habiendo tomado parte m u y activa después en el ataque á orillas del rio Managüita, en el cual una partida de 200 hombres macheteó cobardemente á dos guardias civiles. E l teniente Cortés y sus fuerzas fueron sitiados por hambre é incomunicados completamente por las fuerzas enemigas, sabiendo resistirse como lo hacen los valientes. PRIMEK TENIENTE PRIMER TENIENTE A L F O N S O COKTKS P o r último, con no menor bravura ha procedido el priF E L I P E I. E B K K D O mer teniente D. Felipe Lebredo González, que hallándose destacado en San Andrés, ha sido en varias ocasiones hostilizado por el enemigo y ha sabido repeler gallardamente la fuerza con la fuerza. PlUMEIl TEMIESTE D. lONACIO OIOL Y MAUÍN J O A N DE LASHERAS Fotografiaií Gelabert y Hermano