Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BLANCO Y NEGRO EN CUBA CRÓNICA I L U S T R A D A DE N U E S T R O S CORRESPONSALES EN LA CAMPAÑA Desmanes de la insurrección i- Si el magnánimo general en jefe hubiera aplicado á los insurrectos la dura penalidad con que son castigados siempre toda suerte de atentados contra el ferrocarril, quizá éstos no hubieran m e n u d e a d o con la espantosa frecuencia que de Marzo acá venimos lamentando, y el número de enemigos hub i e r a disminuido mucho, si no por la propia convicción, por la terrible eficacia del castigo. Pero los insurrectos saben que no siendo cogidos c (Con las armas en la mano no ha de durar mucho su prisión, y como no son necesarios fusiles ni machetes para destrozarlas vías férreas, á esta salvaje operación se dedican muchos, ya que con ello y difieultando las comunicaciones hacen más daño al ejército que poniendo muchos hombres fuera de combate, Sólo la eiiumeraoión de las voladuras, destrozos y desmanes de toda clase llevados á cabo por los insurrectos en las lineas férreas de la Isla, ocuparía muclias planas de BLANCO Y EFECTOS DE ONA VOLADURA NEOUO; limitóme por hoy á acompañar estas lineas con dos dibujos del natural, sacados en el sitio de una de esas catástrofes: en la alcantarilla de Santa Eita, de la línea del ferrocarril de Cifuentes á Santa Clara. Los insurrectos colocaron oartuclios de dinamita á la entradade dicha alcantarilla con el üiiieo fin de que rodaran al fondo la máquina y todos los vagones del primer tren que se dirigiese á la capital de Las Villas. El criminal intento no se cumplió más que en una parte. Dos furgones rodaron, en efecto, al fondo de la alcantarilla, mas afortunadamente la velocidad que llevaban los coches y la larga extensión de todos ellos hizo que el primer vagón de tercera al descarrilar, quedara formando puente sobre los estribos de fábrica de la alcantarilla, en la forma que lo repre- CARRO DESPENADO Dibujos üe In anti