Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
(jcir o R E V I S T A ILUSTRADA A N O V I ¡VEADEID. 1. DE FEBÜKRO K 1896 NÚ. VI. 248 ARTE MODERNO AVENTÜEA DE G- IL BLAS EK ÜXIÓiX DE LOS BA: í DOhíiROS. (C apíítdo IX, libro I. CUADRO DE DON JOSÉ MOREXO CAKBOXEKO ij I el fotograbado ha podido reprodujii- en toda su boUaza la hermosa composición y el irreproshablo dibujo de este cuadro, no así su mai- aviUoso colorido, qne atraía las miradas de los inteligentes en una do I las últimas Exposiciones de Bellas Artes. Sobrado conocido es el Gil Blas de Saatillana para que nos detengamos mucho en explicar el asunto de este cuadro, inspirado en uno de los pasajes más novelescos de la obra de Lesage. il Blas, llevado por la mala suerte á morar en Ja caverna habitada por la cuadrilla de bandoleros que capitanea Rolando, es obligado por éste á tomar parte activa en las fechorías que á diario comete la banda por los caminos. El mancebo, cuya actitud encogida y medrosa está muy bien representada en la composición, tiembla al ir á recibir su bautismo de, robo; pero Rolando lo amenaza con saltarle la tapa de los sesos á la menor muestra de debilidad, y no tiene más remedio que adelantarse á disparar su carabina contra la carroza que, perfectamente escoltada, viene adelantando camino. El resultado del choque fué favorable á los bandidos, como sabe el curioso lector, pero el artista se ha limitado á presentar los preliminares del encuentro, señalando el contraste que presentan la actitud decidida y resuelta de los bandidos y el porte medroso del héroe, neófito en tan peligrosas lides.