Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ilttniinaoión osplénlida. coüti- ibayaa á la aiiíniaaión y al biállo ás ostas fiestas. Dosle la cssalei a, on cuya barandilla, que parace un encaje de Venscia, se enlazan caprichosamente las flores, y en cuyos balcones se apoyan damas de espléndida liemiosura como las que pintó Goya en torno á la balaustrada de la cúpula de San Antonio de la Florida, liasta el comedor de grandiosas dim. 6 nsiones, agigantadas por los espejos que cubren las paredes, separados por blancas columnas, todo en aquella casa es bello y artístico. Los tapices son de Auhussón; las colgaduras y los muebles, de telas l ordadas en sedas de colores; las paredes, de suaves, delicados tonos; las arañas y los candelabros, de cristal de roca que multiplican sus facetas en las grandes lunas venecianas. Y dominando á todo esto, el sello de distinción que imprime la marquesa do Hoyos en los menores detalles de su residencia. Fiestas muy suntuosas se han celebrado periódicamente en aquella casa, y á menudo se ha festejado allí la entrada del nuevo año. Ea uno dj los últimos bailes, á la hora precisa en que la primera rt añana de Enero se abi- ía paso entre las brumas de la última noche de Diciembre, apareció en el salón un globo inmenso de seda blanca con las cifras del año bjrdadas en oro, y que al rompsfse en cien pedazos derramó en torno preciosos juguetes que los jóvenes so apresuraban á resoger para ofrecerlos á sus parejas, dando con ellas u. na vuelta do vals en celebración del año nuevo. Banquetes suntuosos también los ha habido en la residencia de los marqueses de Hoyos; pero el timbre principal de la marquesa, con ser tantos los que tiene á la consideración no sólo de la sociedad aristocrática, sino del pueblo madrileño, es la actividad que despliega para toda obra caritativa, de la que dio pruebas elocuentísimas en aquella kermease del Buan Retiro, que fué una de las fiestas caritativas con naás brillantez celebradas en estos últimos tiempos y que más positivos resultados ha producido. La marquesa de Hoyos fué el alma de aquella fiesta, y á ella se debió en gran manera el éxito. Con damas de tan probada discreción y de tan notable actividad es como viven y se desarrollan las benéficas juntas que tantas miserias remedian, y que estimula con su alta presidencia y valiosísimo apoyo nuestra augusta Soberana. Asi. la marquesa de Hoyos forma parte do la Real Asociación do Bsnefiooncla domiciliaria, y allí desenvuelve sus facultades organizadoras. Los pobres do la corte lamentarán segura- nonto la ausencia de la aristocrática dama.