Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
la espada de Ereno no seria capaz de inclinar nna balanza ciTyo opuesto platillo contuviera t a n sólo una moneda de cinco duros. Inglaterra y Alemania se miraron de reojo, y ¡vive Dios, que si llega á armarse la guerra en el privilegiado territorio del Transvaal, no hubieran faltado á uno y á otro ejército entusiastas voluntarios ansiosos de vivir sobre el país! ¡Oh. G- uerras como esa caen pocas en libra esterlina. Todo se redujo á ligeras escaramuzas, para las cuales ni siquiera los boers tuvieron necesidad de movilizar sus reservas, que son reservas metálicas, como habrá comprendido el pío lector. La república del Transvaal sé ha afianzado y robustecido de esta hecha, porque mientras el rey Midas no resucite (si es que existió) claro es que no es posible en aquel dichoso país u n cambio en la forma de (xobierno. Digan cuanto gusten los abonados con asistencia ó sin ella, la quiebra de la empresa del Eeal ha sido u n a quiebra patriótica en grado sumo. Pues qué, ¿estamos ahora para músicas? Permaneciendo abierto de par en par el teatro de la guerra, tan abierto, que los insurrectos entran y salen como Pedro por su casa, ¿no es cosa de evitar rivalidades al teatro de allá cerrando los coliseos de aquí? Para seguir la comparación, así como en aquellas latitudes existe u n río Cauto, por aquí hubo abonados no menos cautos que pidieron á la empresa del Eeal u n fiador tan alto y tan poderoso como lo es el propio Gobierno que nos rige, mientras que el abono, á la buena de Dios, llora estos días las imprudencias de un contrato serna rirantle da fjouvei- iiemfinf, -Hay que tener consideración, decía la prensa caritativa con el reconocimiento natural de todo tifoideo agradecido; la mala sombra ha caído siempre sobre todas las empresas del Eeal desde los tiempos de Maricastaña. -Que se busquen una mascota. ¿Y cómo cantar La Maneota en nuestro primer teatro lírico? -Bueno; pues que canten La forza, del desli. no, puesto que es ópera de actualidad eterna. Al abono burlado no le queda otro recurso que contar sus cuitas á los reyes de la plaza de Oriente, y a g u a r d a r allí á que el caballo de bronce se convierta en caballo blanco si cae una Nevada ó una Leonardi. Pero todo se arreglará, oomo se arregló lo de Caparro ta. Si Eodrigo halló s u Guadalete, j a surgirá un Polayo en cualquiera Covadonga de por ahí. Al principio se pensó en traer un empresario de Lisboa. Pero eso era alterar el régimen monetario. El teatro Henl iba á convertirse en teatro liéis. A última hora se dice que el salvador es el Sr. Zozaya. La inicial de este apellido es una garantía de solvencia. Porque claro es que la Z no trac n i n g u n a letiri detrás de sí. L. Ü 1 S R O Y O 7 J L L A K 0 V A D I B U J O S DK C I T J T J A