Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UN DÍA DE LLUVIA r í í 5 Día de otoño madrileño, opaco y gris, en que los transeantes cubiertos por el paraguas simnlan, vistos desde el balcón, larga hilera de movibles tortugas; en que los tranvías son asaltados, los coches de punto no se lo dan de reposo, y el entarugado de las calles del Principe, Arenal, Carrera y Barquillo brindan al transeúnte con sus baches inñnitos, de donde sale el picaro reuma. La mujer de Madrid, graciosa y elegante siempre, aparece m s bella ahora que el sol no hace entornar sus ojos decidores, en estos días de lluvia en que el vestido de la calle, exento de todo adorno, dibuja en elegantes perfiles l a figura, y mientras ana mano eleva el paraguas abierto como un doselete sobre la lindísima cabeza, la otra mano ¡remanga el vestido con esa gracia paramente madrileña que es envidia de extranjeras y provincianas. DIBDJO DE FEDEEICO