Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L a íatiaá, esa insoportable señora que hace holgar l a s iniciativas y los atrevimientos, h a c í a sospechar qne l a ohra n o faese m a n j a r digno de los delieadisimos paladares del público de la Comedia. Efectivamente, aquel ambiente do la t a b e r n a q u e pesa t a n t o aquella densa atmósfera, que h a c e borrosas las figuras; el disputar de las gentes, el diapasón elevado de los q u e obarlan á voz en cuello, el t a r t a j e a r de los borrachos, el ruido de las fichas m u g r i e n t a s del dominó al b a r a j a r l a s sobre la mesa, el q u e producen los vasos al refrescarlos, el presidio, las típicas escenas t a n coloristas, todo lo q u e t a n m a g i s t r a l m e n t e n a sorpren -r- íaA. 0 el t a l e n t o de Dioenta e n su a t i n a d í s i m a observa. ción de a u t o r d r a m á t i c o parecía alejado de aquel i I marco. Y h a sucedido todo lo c o n t r a r i o i L a o b r a h a gustado lo mismo q u e si se desarrollara ¡en casa del Marqués X X X como si los personajes, en vez de blusas hechas e n Ja calle de Toledo, los hubier a vestido M u ñ o z y P e d r a z a A pesar de l a teoría de los marcos. Y es que, á m i juicio, en l a s obras dramáticas n o h a y m á s q u e u n o ó gustan, ó n o g u s t a n Si lo p r i m e r o cabe en todos los marcos; si lo segundo, no h a y quien e n c u e n t r e n i u n a m o l d u r i t a alemán a. T a m b i é n danza p o r ahí otra teoría q u e a c a b a de salir ahora: l a de los moldes. ¡Como si el t e a t r o fuera el a r t e de l a repostería! Y digo esto al t e n o r de q u e muchos críticos h a n dicho que D i c e n t a h a b í a r o t o los moldes, como si fuer a n de hoja de lata. ¡Señores, si en el t e a t r o n o h a y m á s que u n a cosa: pasión y caracteres! Y pasión y c a r a c t e r e s los h a y es decir, l o s debe h a b e r en t o d a o b r a d r a m á t i c a desde La vida es sueño h a s t a n u e s t r o s días. Con blusa, s i n blusa, de levita, c o n frac, á cuerpo, con mackferland, puede haber sentimientos. ¿Hay corazÓD? Pnes b a s t a h a y obra d r a m á t i c a vamos al decir, h a y moldes. Lo contrario nos llevaría á confundir la i n d u m e n t a r i a con el arte y con l a s reglas. Y eso y a seria molestar. P o r eso h a triunfado Juan José. P o r q u e h a y pasión, y pasión d e s b o r d a n t e noble, sincera, q u e conduce á Juan José, desheredarlo y pob r e desde el a m o r q u e siente por Kosa y l e redime de AOTO m CÜADKO I, ESCENA I I su condición de expósito, h a s t a el crimen c u a n d o se Er. CAKO (Sr. Valles) Y JüAtJ JOSÉ convence de su infidelidad. S a alma generosa y b u e n a p a g a su t r i b u t o cuando llega al presidio, y allí fatalE L CANO. ¡Qaé cosa t a n pequeña! Pus es la libertad. m e n t e se a c r e c i e n t a n sus odios y sus energías, q n e palean furiosamente por r o m p e r las t a p i a s de l a cárcel; allí se emponzoña merced á los consejos de u n viejo presidiario amigo suyo y compañero que le proporciona l a libertad, y de allí sale p a r a m a t a r al q n e le r o b a su alma, su amor, p a r a beber en s u sangre su v e n g a n z a y p a r a calmar sus apetitos de odio. P a t a l t n e n t e m a t a t a m b i é n á la mujer q u e ama, lo único suyo, y este h o m b r e s i n redención posible, m u e r t o s sns sentimientos, con el estigma del presidio e n l a frente, ha de volver á él como l a s aguas vuelven á su cauce después de los horrores de u n a i n u n d a c i ó n Thuillier h a encarnado m u y a d m i r a b l e m e n t e en este tipo, lo h a sentido, y lo h a sentido bien. Correspóndele m u y merecidamente el puesto de honor. Y u n aplauso muy ferviente p a r a J u a n i t a Martínez, Josefina Alvarez, Valles, A m a t o Balaguer, Manso, y todos cuantos con su t a l e n t o hicieron de Juan José a c e r t a d í s i m a i n t e r p r e t a c i ó n A J o a q u í n Dicenta, como tengo m u c h a confianza con él, así como Ensebio Blasco la t i e n e c o n los reyes, le diré lo que u n picador amigo nuestro l a noche del estreno en pleno saloñcillo, delante de Eehegaray, Cano y Selles: ¡Choca, que h a s estao c iieno! EL BIGOTE RUBIO CÓMICO EN TJIT ACTO Y EN PEOSA, OEIGINIL DE DON MIGITEL EAM 08 OAKRION e s t r e n a d o en el t e a t r o d e Lara el 5 d e Noviembre de 1895 E l conocimiento profundísimo q u e este distinguido escritor tiene del t e a t r o hace q u e v a y a s e g u r a m e n t e á l a victoria, q u e pueda medir hasta l a cantidad de éxito, q u e siempre, en todas ocasiones (dicho sea en h o n o r suyo) es extraordinario. Así que no me sorprendió el sito alcanzado por M bigote rubio, que es u n a pieza cómica con toda la barba. Con u n asunto homeopático, cual es l a infidelidad de u n m a r i d o coronel de caballería y esposo a m a n t e de u n a mujer hermosa, lo que n o le impide q u e t a m b i é n esté enamorado de u n a artista que t r a b a j a en el circo, y que todas las noches le t i r a de sus magníficos bigotes, q u e son su talismán, su tabou conquistador; con l a i n t e r v e n c i ó n de u n a generala amiga de l a casa, por c u y a s i u l i s c r e e i o n e s se deicuhra l a i n t r i g a amorosa del coronel, al q u e d u r a n t e el sueño le c o r t a n los bigotes; y con la inevitable reconciliación de los esposos y el ya no lo volveré d hacer más, h a ñecho l l a m o s Carrión u a j u g u e t e cómico donosísimamento h a b l a d o en el q u e los cbistes de dicción s o n espontáneos, lógicos, y sin las retorceduras del t a n acreditado r e t r u é c a n o