Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S o y éstas se oonsiguen fácilmente con el cuadro de género, porque al fin la labor de unos cuantos ha ido desterrando añejas y caducas rutinas; pero en la época que Agrasot pintaba estos grandes lienzos, nuestros Jurados antes premiaban la grandeza en el tamaño que en la concepción, y por eso, los pintores que querían alcanzar una primera ó segunda medalla tenían que acudir, mal de su grado, al cuadro de historia desarrollado en un lienzo de 25 ó 80 metros cuadrados, para llamar la atención del público, conquistar el aplauso de los críticos y obtener el premio del Jurado. Aunque los ensayos de Agrasot en el géaero histórico pregonaban bien a l a s claras el talento indiscutible de su autor, en aquellos lienzos todo el mundo pudo ver que si Agrasot, torciendo su camino de siempre, se dedicaba á Henar de color uu lienzo gigantesco, era sólo para conseguir el premio y la cátedra; pero que, una vez alcanzada una y otra cosa, Agrasot seria nuevo hijo pródigo que volviera á. cultivar el cuadro de género, donde tantos y tan legítimos triunfos había conquistado. Dice un conocido refrin que el que tuvo, retuvo y guardó para la vejez pero Agrasot, sin haber llegado á, viejo, ha conservado todas sus brillantes cualidades de la juventud, excepto una que Q- oupil agotó por completo: Agrasot ya no tiene la febril actividad de sus juveniles años. Contagiado por Pinazo y Peyró, Agrasot es un perezoso más. AUGUSTO COMAS Y B L A N C O A- V- tíTip, f m -Olga usted, rústico: esos húmedos habitantes de los cóncavos cerúleos, ¿son marjtimos ó fluviales? -IA cíDco cuartos la libra I Eb Que yo no AO aquí que me mareo I- ¿De que? -De ir de espaldas á la máquina. -Cambíese usted con el viajero de enfrente. -Es que no puede ser. ¿Por qué no puede ser? -Porque voy solo en el vagón. -í La quiere usted fría ó callente? -iEl qué? -El agua. -Gracias; hi bebido hace poco rato. ¿Qué me traes ahí? -Pues al otro par le sucede lo mismo.