Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SALONES YI DE MADKID LA MORADA DE LA MARQUESA DE SQUILACHE Una de las cosas más difieiles en la sociedad es lo q. ae se llama tener un salón. En Madrid son contados los salones que han ejercido influencia visible en la marolia de los sncesos públicos, como son contadas las damas que, como la princesa de los Ursinos por ejemplo, se ocnparon de política. En París, por el contrario, quien haya pasado la vista por el interesante libro de Mad. Sofía Gay, titulado DE LA MAEQDESA Halones céleb, es, no podrá menos de reconocer qi. e, sobre todo en las épocas del Directorio y del primer Imperio, rierlos salones presididos por discretísimas damas ejercieron decisiva influencia en el desarrollo de los sucesos Entre nosotros no han íaltado damas ilustres á cuyo alrededor se ha reunido lo más granado de la sociedad española. Aún se recuerdan los salones de la hermosa María Bushental, los de las condesas del Montijo y de OampoAlange, el de la duquesa de Rivas, y algunos otros; pero nuestras damas no han sido por lo general afectas á la política, y k bien han gustado de reunir en torno suyo á los jefes de partido y á los oradores políticos eminentes, han dado puesto igual, si no preferente (como lo hacía aquella célebre condesa de Velle, cuyo salón describió la admirable pluma del marines do Molins) á los literatos y á los artistas.