Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I I i i l Jiiai (l (lXoit qiu 1 P l (i i (nii Loti is il (ciibt il lu Cücipo, jjji i ciliuolui li n di t i L ib Uo nc ¿ro i I cliz 1 in u J t l Xuit quL, lid ÍLiiido tu palau) de uicnc IIU- -IÜI C (ní, allo al iJCtLite ontie MIS ai ius J J M tió el a ¿ul pim uiiu ikl ULIO Tal i ¿de tu hei, hi (H codicw s c e l o s o cUI j con sus íu pudoioso y la- i 1 ost poi llc ai jiaitkiido ioii ue llt ÍSobciijio por rccibj y m ostral- coa los y- I f. SUS brazos azules f lita dicha lo tornó soberbio! rio el bravo rugido de sus ondas, por si miedo le daba cou su estruendo. y afortunado amante silencioso, quiso gozar sus dichas en silencio, y en los desqnebi ajados peñascales de la costa cantábrica girniendo, al pensar en tu ausencia, se deshizo en raudales de plomo ceniciento.