Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
POETAS DE LOS CANTARES RICARDO CATARINEU El amor que te tengo, como la luna, si todo lo entristece todo lo alumbra. Si has llegado i, genera) ha sido por (jue no tienes nada de particular. Para niñas de gracia las de Sevilla, que prenden corazones en la mantilla; que las mujeres prenden los corazones con alfileres. La escala de mis dolores ¡qué difícil es de andar! ¡Cada peldaño que subo me falta un peldaño más! ¿Quién tendrá la esperanza de un amor cierto, mientras haya campana que toque á muerto? Si el azúcar es muy dulce y muy dulce la mujer, una mujer con azúcar ¡qué dulce debe de ser! Los cielos y los infiernos están juntos en la tierra: ¡qué más infierno que amarla, ni qué más cielo que verla! Se burla de los que rezan. ¡Cuánta lástima me da, porque no ha tenido madre que le enseñara á rezar! La libertad y la patria han de ser como la novia, que cuanto más se la quior. tanto menos se la nombra. Sol las esperanzas mías como las olas del mar, ¡Si no rompen en la playa, rompen antes de llegar! No te burles de mis penas, que en el alma tengo canas aunque no salgan afuera. Enterraron á mi niña, y yo me quedé diciendo: ¡Qaé pequeña es esa tumba para dos almas y un cuerpo! Me diste una cruoocita al jurarme tu querer; la crueecita so ha roto, y el juramento también. Piensan que no tengo penas porque no me ven llorar; yo conozco un millonario que nunca gasta un real. Llamó eterno á su querer, y hablaba con propiedad. ¡Todo lo que cansa pronto parece una eternidad! ¡Cantares gitancs! ¡Os llevo en fl alma! Aquel angelito que ya se me ha mutrtu, ¡qué bien los cantaba! Cuando los enamorados empezaron á llorar, dicen que poquito á poco iba formándose el mar. Cuando vayas á olvidarme, que me mates es mejoi; que á los muertos te les reza, y á los olvidados no. Pora matarme las penas salgo al bosque á pasear, y voy mirando á los nidos, y pienso en el gavilán. Las lágrimas que se lloran, poco tiempo hacen sufrir. ¡Las malas son esas lágrimas que no llegan á salir! RICARDO CATARINEU DIBUJO DE ANDllADK Yo oreo, serrana, que habrá poesía mientras haya cantares gitanos en Andalucía. Soy el tren que está, parado y tú el tren que empieza á andar. ¡Parece que yo me alejo, y eres tú la que se va! Las dos frases que en España hemos profanado más, han sido ¡viva tu madre! y ¡viva la libertad!