Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ARTE MODERNO mejor ayuda en la carrera. Sentadas en la dura banqueta de asiento de cuero roto y agujereado, por donde iS hermanos Georges empieza á asomar el pelote, se ven y Henri Cain perteneuna bailarina, próxima étoile de la cen á la nueva lpgi n Gran Opera, y la madre más ó mede artistas franceies nos auténtica de la artista coreográque anualmente dan á conocer el fica, que no ha de abandonar á su brillante y progresivo estado de la bija en negocio tan importante como pintura francesa, ya en el primitivo el arreglo de un contrato. Le sobraSalón, que podemos llamar oficial, rán á la artista habilidad en los pies de los Campos Elíseos, ya en el Say belleza en el rostro; mas para el lón libre del Campo de Marte, creado trance puramente comercial que va á hace pocos años por los disidentes, empeñarse hacen falta la habilidad y capitaneados por Meissonier. labia de la madre, que ha de elogiar Georges Cain busca en la historia á tiempo y poner en las más altas francesa asuntos para sus lienzos; 6 U nubes los éxitos fabulosos de su hermano Henri prefiere inspirarse en hija, su habilidad coreográfica, no la vida actual, tratando escenas y igualada ni por la propia fíosita personas de la sociedad moderna. No Mauri, y, en fin, las simpatías que hace mucho se estrenó con éxito noentre el público cuenta para asegurar table en uno de los teatros de París á la empresa ganancia segura y cola la opereta La Vivandiere, música de formidable en la taquilla del desBenjamín Godard. El autor del lipacho. breto picante y graoiotíiimo de esta A la derecha se contempla la úniopereta no era otro que el pintor ca figura masculina del cuadro: un Henri Cain, autor del cuadro que nrtista machucho y completamente reproducimos; y hacemos notar esta afeitado, como cumple á un bajo de circunstancia, no sólo para elogio zarzuela ó á un intérprete de couplets del incansable artista que tan diescómicamente fiínebres. Sin parar tramente maneja el pincel como esmientes en la agradable compañía grime la pluma, sino para añadir que que tiene en la antesala, ensimismado acaso la vida de bastidores que duy mudo, parece hilvanar en fu marante la época de ensayos hubo de gín el cuadro fantástico que va á vivir el pintor Cain, le suministró presentar á los ojos del agente, conasunto para el hernioso ouadrp que tándole sus prodigiosas campañas hoy ofrecemos á nuestros lectores. líricas, mostrándole á un tiempo la Constituye el fondo la antesala de gracia de su voz y lo extenso de su una agencia teatral, oficina puramenmímica, y diciendo) e que si Paulus te parisiense, y desconocida por lo tanse hizo rico é hizo ricas á las empreto en Madrid, donde los arreglos de sas sin más que cantar por todos los compañía y las contratas de los arescenarios de Francia el himno boutistas teatrales se hacen al aire lilangerista En revenant de la revue, bre en plena calle de Sevilla, y á lo él cuenta con couplets, himnos y sumo se formalizan en las mesas del canciones de todas clases para levanInglés ó del Diván. tar el espíritu del chauvinismo pariNo así en París, donde el agente siense en odio á Alemania y en honor teatral es un verdadero corredor arde la mimada Rusia, aliada sin par tístico, independiente de las emprede los franceses. sas y de los cómicos, pero intermeBajo el techo de la antesala donde diario entre unas y otros. los tres artistas preparan su diálogo Esperando pacientemente á que con el agente, flota simpática y temles llegue el turno, aguardan en la blorosa la esperanza en la gloria y antesala varios artistas. Una divette en el provecho. E n iiltimo caso, y de opereta, esbelta de figura y grapara acabar de convencer al zorro ciosa de semblante, dirige sus imperdel agente, le ofrecerán una prima de tinentes hacia un anuncio teatral E X L A A G- E N C I A T E A T R A L -C U A D K O ORIGINAL DÜ H E N K C A I S PRESENTADO EN EL S A L Ó N UE P A R Í S comisión superior á la fijada en la fijado en la pared; acaso es unacatetarifa. cúmena del arte, ansiosa de recibir Y mientras los artistas se forjan ilusiones en presencia del espectador, allá adentro queda el intermediario, frío como un en la escena los primeros aplausos ó impaciente por celebrar su conferencia, tras de la cual volverá á sus ejercicios de vocalimármol y suspicaz como buen comerciante; salgan bien ó salgan mal las transacciones, su ganancia es segura y doble; formazación con el profesor de música; acaso es práctica y ducha ja, en la carrera artística, y ansia pasar desde el pobre tablado del lizado un contrato, cobrará comisión á la empresa y cobrará comisión al artista. café- concierto al ancho escenario de la opereta; quizás, cuando tan arrogante y segura se muestra, llevará en el bolsillo una L. B recomendación de Francisco Sarcey, el popularísimo y veterano crítico teatral, cuya influencia es decisiva y cuyo favor es la