Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EN MEDIO DEL TÚNEL VJR Amparo Bisagra, que tiene xm paimito que encanta a. las gentes por fresco y por lindo, viajaba una noche por no sé qué sitios en un tren carreta, por no decir mixto. Con ella viajaba su madre, un vestiglo que pasa la vida por esos caminos sin miedo á los choques ni miedo á los pillos, pues tiene la boca como un cocodrilo. ICl tren avanzaba lanzando bufidos. DIBUJO M MOTA Entre unas maletas, nn loro, un botijo, dos cestas, un saco y un monte de líos, Am. paro dormía con sueño tranquilo. Leyendo unos pocos artículos míos, so había quedado como un marmolillo, y hacía la madre, lanzando ronquidos, temblar á las gentes del coche contiguo. Ya entrada la noche, sin luna y con frío, salvando arenales y puentes y riscos, llegaron á un túnel. Abrió los ojitos la niña del rostro simpático y lindo, y en una ventana con mucho sigilo se puso de pechos, diciendo bajito: Qaó estrecho es el túnel! ¡Y es largo el indino! ¿Te da miedo, niña? su madre la dijo; pues aún falta un trozo bastante largnito. Do pronto resuenan extraños chirridos; la máquina toca diez veces el pito, y entonces Amparo, con un tembloroiUo que asusta i, su madre, comienza é, dar gritos en medio del túnel, diciendo: ¡Dios mío! ¡Ya sé lo que es esto! ¡Pidamos auxilio! ¿Por qué hay maquinistas que abusan del vino? ¡Mamá, no hay remedio! -Pero hija, ¡por Cristo! íQaépasa? ¡Que el hombre torcióse, de fijo! ¿Por qué estará á obscuras el túnel maldito? ¡Yo bien lo temía! ¡Nos hemos perdido! JUAN P É R E Z Z U Ñ I G A