Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
por el Jurado, y c üo hacen más notable el tiiunfo do los velocipedistas españoles, llegó Pedros á Madrid á las ocho de la noche del 15, G- omila á las onee, y Eigueta pocos minutos después. La prensa profesional, y también la diaria, han hecho notar las deficiencias de esta carrera: la falta de entrenadores en los trayectos más difíoilís y expuestos, el poao cálculo en la hora de salida, que obligó á los corredores á MADKID, -EL PUBLICO ACÜDIEHDO AL PABELLOS DEL JDEABO PAKA SABEB KOTIOIAS DE LOS CICLISTAS Fotog. de Franzen pasar de noche el puerto del Guadarrama, y el error t n ti cálculo aproximado de las llegadas, que hizo retirarse á la mayor parte de los velocipedistas que esperaban en el camino á sus compañeros, desluciendo finalmente la llegada á Madrid, que en otras condiciones hubiera sido un hermoso espectáculo. Se ha comparado esta carrera magna con la que se verifica anualmente entre Burdeos y París, y de la comparación resulta una verdadera heroicidad de los ciclistas españoles. Allá la carretera es buena y llana, y aqui no ocurre nada de eso; allá el corredor nunca se ve abandonado de entrenadorof, cuenta con máquinas de repuesto, es agasajado y atendido en todo el tránsito, y el cálcalo más previsor precede á la organización de la carrera en todos sus detalles. Aqui el viaje de los ciclistas ha sido una verdadera odisea, por los obstáculos de todas clases hallados en el tránsito. Por esto, sin embargo, no debe desanimarse el ciclismo español. Si se ha verificado la carrera y alcanzado el éxito á pesar de todo, fuerza es confesar que se cuenta con el principal factoi: el coraje y las resistencias de los corredores, qne no vacilan al hacer desesperanzados la mitad del viaje, ni al cruzar de noche y ya cansados por tan larga carrera un paso tan difícil y expuesto como el del Guadarrama. La prensa en San Sebastián Allá va con la Corte, con el mundo elegante y con la flor y nata de la política, brillante representación de la prensa madrileña apenas empieza el verano, y con él el traslado consiguiente de la vida pública desde el Salón de Couferenciss y demás círculos políticos madrileños al Boulevard, á la Corcha y á la terraza del Casino donostiarra. El público, durante estos tres meses, dedica preferente atención á las crónicas póstalo? tolográfieas y telrfónií as que vienen de Ja capital de Guipúzcoa, y en tal sentido, los trabajos de Blasco, de Rodrigo Soriano, de Castel) DON T E S I F O N T E G A L L E G O de Keiler, de Agnilar y tantos otros distinguidos escritores son buscados y (DsL líeraldo de Madrid) leídos con cariñoso interés. En esta campaña veraniega de la prensa ocupan lugar preferente las minuciosas informaciones políticas del notable redactor del Heraldo D. Tt sifón te Gallego, cuyo retrato ofrecemos adjunto á nuestros lectores.