Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bastían dispuso que la banda del Municipio amenizase el acto de la salida; el Veloz- Club construyó las tribunas y pabellones propios del caso; muchos velocipedistas de los que v e r a n e a n en provincias, y algunos de Madrid, so reconcentraron en la capital donostiarra para presenciar el primer arranque de los inscriptos. E tos eran, por orden de inscripción, los corredores Sres. Lapuent 9, Gomila, Caballero, Pedros, Echevarría, Elgueta, CoU y Jimeno. Además, e l V e l o z Clab acordó conceder una medalla como premio al primer corredor que pasase los límites de Guipúzeoa. Así las cosas, llegó la mañana del día, 14, y el paseo do la Concha en San Sebastián rebosaba curiosos y aficionados al ciclismo. Los corredores firmaron el acta extendida por el Jurado y se colocaron en el brazo el respectivo número de inscripción. La c o n c u r r e n c i a FotoO- Compañi) OKENCIO PECKOS ocupaba los bordes Primer premio, -535 kilómetros en 34 horas y 9 minutos. de la carretera hasta más allá de Palacio; los reyes, las infantas y los hij OS del conde de Caserta subieron de la playa á presenciar la salida. Esta tuvo lugar á las diez en punto, entre los acordes de la banda munici al y los aplausos de la concurrencia. Los primeros kilómetros se hicieron sin novedad; Jimeno se retiró, renunciando á la lucha, ea la Cuesta de Echegarte, y poco á poco disminuyó el número de entrenadores y de entusiastas biciclistas que salieron de San Sebastián en pos de los corredores sirviéndoles de escolta. Lapuente y Pedros llegaron juntos al límite de la provincia, ganando entrambos la medalla ofrecida por el Club donostiarra. En el paseo de la Florida, de Vitoria, aguardaba mucha gente á los corredores, llegando el primero Pedros, y luego Gomila, Lapuente, Echevarría y Elgueta, por e to orden. Caballero tuvo la desgracia de caerse, y hubo de quedarse en Vitoria con lesiones que le impidieron continuar la carrera. Desde este momento Pedros continuó el viaje con notoria ventaja. Pasó por Burgos á las once y cuarto de la noche, y GoCAHJ. OS ELGUETA SALVADOR DE QOMILA mila poco después. Tercnr vremio. -535 IñlMynHrrs rv 37 Se lun- do prumio- -535 hUómetros! l 40 miri tdos. Tras de fatigas sin cuento no previstas en 3 G horas y 56 minutos.