Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fabrioádose bodas, alzado famas y desvanecido reputaciones. ¿Qué no se ha podido hacer, si el Boulevard es E aña entera reducida á unos cuantos metros de terrenoV w 1. EL BODLJlVAKD E S DÍA DE MÚSICA. -2, LA BANDA MUNICIPAL ü N EL KIOSCO BEL B O D L E V A l i D -8 LA AVJjíXILA DE LA LIBERTAD. 4 LOS HOTELES DE LA CONCHA. -5 DN KINCÓN DE LA P L A Y A -6 LAS CASETAS DE BAÑO. El tranvía Huir, huir de la ciudad es el vivo deseo de cuantos habitan en San Sebastián durante unos días. El Boulevard cansa, la Concha marea, la ciudad monótona abruma. No hay más remedio que tomar el tranvía. Nada tan agradable en un día de hermoso sol como subirse en la Plaza Vieja á uno de los coches que salen cada cuarto de hora. El tranvía recorre muy pronto las calles de la ciudad; entre pitidos y fnsfcazos se pasa el puente de Santa Catalina, desde donde se contempla la mansa llanura del mar, de un mar inmenso, desierto de agua que hace pensar en las grandes soledades del Océano Tras del puente, se pasa por el barrio de gente pobrp, uno de esos barrios adheridos como costras á las grandes