Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
batallones de Canarias, del Rey, de León y de Asturias, son las adjuntas curiosas fotografías, que vienen á ser como gráfica condensación de lo q ue en su día dijo la prensa diaria al reprodaeir las impresiones del reporterismo, que 5 f: íí -i: rír 5; T! holgarían aquí. Si fuéramos á repetir los diohos agaloá, las frases folioes, las elocuentes despedidas recogidas por nuestro oído mientras la máquina fotográfica fanoionaba en el andén, se haría este relato interminable. Al entrar en máquina el presente número, ya nos comunica el telégrtío noticias de la llegada de los primeros soldados del segundo cuerpo de tropas expedicionarias al puerto de la Habana en el vapor Cataluña. A la llegada de diclio vapor, las autoridades y un inmenso público que la aguardaban vitorearon y aclamaron á las tropas con verdadero delirio. El orden más perfecto presidió al desambarco de aquellos valientes escuadrones de Caballería, á quienes ha cabido la honra de ser los primeros en llevar al ejército de Cuba la nueva savia que el amor inagotable de la madre España lleva á sus preclaros hijos que allí pelean por su honra, nuncio seguro de que no los abandona ni un instante y de que puede contar en absoluto con su inagotable cariño y con su abnegación sin límites. El entusiasmo del vecindario de la Habana rayó en el delirio á la llegada de los bravos escuadrones; el Ajuntamiento y varias otras corporaciones y particulares adornaren las calles del tránsito con preciosos arcos de triunfo, banderas y gallardetes. El general Arderlus, segundo cabo de la isla, comunica al ministro de la Guerra en telegrama oficial la llegada de las tropas de Caballería, y añade que el entusiasmo fué tan grande como en los mejores tiempos de la guerra anterior, sintetizando perfectamente el animadísimo cuadro que en dicho día se desarrolló ante el vecindario de la capital de la Gran Antilla. ¡Quiera Dios que dentro de poco tiempo podamos hacer el pendant de la presente información gráfica recogiendo con el objetivo, no los vagones repletos de soldados que se van, sino los arcos de triunfo con que el pueblo de Madrid recibe á los valientes defensores de la patria que hoy surcan los mares en dirección á las costas de Cuba! Fotografían de M. Fravzen. Dibujo de Mota.