Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CANCIÓN DE LAS ESTRELLAS (FEAGMJBNTO DEL POEMA Blanca es su nombre. Doncella más hermosa no ba nacido en las comarcas que fecunda el Betis, Sn cuerpo virginal gallardo ostenta la airosa curva y el contorno puro de ánfora griega; en sus celestes ojos luce el fulgor sereno de los astros; sobre su fresca boca la sonrisa vuela como pintada mariposa en torno de un clavel; y su ovalado rostro de nieve irradia entre el sedoso rubio cabello, como la hostia blanca en el cerco de aurífera custodia. Hija del dueño de la huerta alegre, rudo trabajador de piel tostada y mano encallecida, la doncella tiene en el noble pecho de su padre un trono y un altar. G- entil mancebo, llena la tersa frente de ilusiones y los ojos de sol, una mañana que cruza por la huerta, ve este cuadro con resplandores de égloga latina y destellos de aurora. Sobre tosco banco sentada y á la grata sombra de un dosel, que jazmín pomposo y alto formó con su follaje y con sus mudas campanillas de plata, está la hija del hortelano, bella y floreciente como aT) ierto rosal. Velan y ciñen las sagradas turgencias de sus formas un pañuelo de seda purpurino y un blanco traje de percal crujiente, completando su linda vestidura el manto brillador de sus cabellos que desatados por su espalda ruedan. En torno de la niña, cuya mano esparee rubio trigo, una bandada de ligeras palomas aletea y lanza sus arrullos gemidores. Una de pluma azul se posa erguida sobre el hombro de Blanca; otra despeina con sus alas de nácar sus cabellos; otra en su limpia falda se cobija, y otra, la más feliz, hunde su pico, como en un rojo casco de granada, en los carmíneos labios de la hermosa. T f 0 íí MANUBL R E I N A DIBUJO DE A L B E R T I