Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Don Federico Soler (Serafí Pitarra) A fines del año pasado, la cruel enfermedad que há tiempo consumía la salud del ilustre dramaturgo catalán puso á éste á las puertas de la muerte; muchos ieriódieos publicaron su necrología, y Íos labios de cuantos aman el arte se abrieron para pronunciar con dolor el nombre del famosísimo poeta que sostuvo con Guimerála mole pesada cuanto gloriosa del teatro catalán renacido. En vano el vate ilustre ha luchado seis meses, y muy de cerca, contra la muerte, que consiguió vencerle el día 4. del actual. Pitarra no era un especialista dentro de los diversos géneros poéticos: era maestro en todos y poeta dramático aplaudido y laureado, lo mismo en el saínete que en el drama moderno, en la parodia como en el drama trá, gico. Sus saínetes de costumbres catalanas son popularísimos, y eso que en el género cuenta aquella literatura con muchas y donosísimas obras, como lo prueba aquel repertorio inacabable interpretado por el famoso Fontova en el Jeatre Entre las obras dramá. tíeas más famosas de Pitarra, cuéntase Batalla de Reinas, que valió á su autor el premio de la Academia Española, y Judas de Kei iot, drama sacro cuyas representaciones movieron no pocas disputas literarias. Así como la muerte de Fígaro reveló á Zorrilla como poeta, Fre derich Soler surgió poéticamente también con ocasión, no de la muerte, sino del triunfo dramático de un poeta cuyo largo silencio han llorado después las musas. Nos referimos al Sr. Palau, poeta mak- íí llorquín, autor de La Campana de la Almudaina, que recorrió en triunfo todos los escenarios de la Península. Guando mayor era la popularidad de este drama famoso, se estrenó en B areelona (allá por los años de 1860) una parodia del mismo titulada La Eaquella de la Torratxa. Contra lo que suele suceder en esta clase de obras, la parodia de la Campana era no sólo graciosísima y perspicaz, sino sólidamente poética y obra perfecta en el arte escénico. ¡Descanse en paz el ilustre poeta, fundador del teatro catalán! Oatalá. Don Mariano Benliiure Desde que Pradilla obtuvo hace ya muchos años medalla de honor, no se habla concedido distinción semejante en las Exposiciones españolas hasta el mes pasado, en que alcanzó tan elevada recompensa el ilustre Benliiure por su Irueha, reproducido ya en nuestras páginas y elogiado por la prensa, el público y los críticos sin distinción ni reserva alguna. lios artistas madrileños, en una fiesta reciente celebrada en el Circulo de Bellas Artes, han demostrado su admiración y su cariño al artista premiado; hablase de otro banquete popular en honor de Benliiure, y entre uno y otro queremos rendir á nuestra vez el homenaje respectivo al joven escultor valenciano publicando su retrato, al cual acompañan estas líneas. Largo seria nuestro relato si fuéramos á enumerar las obras notables que han salido recientemente del cincel de Benliiure; es autor del Don Alvaro de Bazán que se yergue en la plaza de la Villa, y del Teniente Ruiz de la plaza del Eey. Suya es también la estatua del fundador de Bilbao que se eleva en la Plaza Mayor de la invicta villa, á la cual servirá de artístico ewíüoní la estatua del poeta vascongado que tan suprema distinción ha valido á Benliiure. Misa de campaña En la mañana del 9 de Junio pasado la hermosa plaza de Alfonso X I I en la ciudad de San Fernando, presentaba el hermoso aspecto del cual puede juzgar el lector por la fotografía que acompaña á estas lineas. El segundo batallón del primer regimiento de infantería de Marina iba á embarcarse para Cuba el día siguiente: las autoridades, el pueblo, las familias de los bravos marinos participaban del entusiasmo de éstos, uniéndose todos en el mismo puro amor á la patria; sólo faltaba que el Dios de los ejércitos, descendiendo á manos del sacerdote, robusteciera el fuego patriótico de los combatientes, depurándolo y sublimándolo al unirse con el entusiasmo religioso.