Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¡AVE, L a multitud bulliciosa llofía á la plaza y la invado: los hombros on los tendidos CÉSAR! Los ligeros abanicos mueven y templan el aire, y cubren los antepechos nudosos y formidables. Las damas llenan los palcos, y oiutel eoí n sus souiblantis i y Ni S- í íSPf P Wli se colocan, arrogantes, con sombreros cordobeses de alas flexibles y grandes, prisioneros en los labios los cigarros humeantes, y con bastones de porra con mantillas españolas de blanco y sutil encaje. Dan á rubias cabelleras niveos claveles realce, y en negros cabellos lucen claveles rojos su esmalte. colgaduras sin iguales de mantones de Manila con sus fantásticas aves, sus Vivisimos colores y sus flecos ondulantes. A los acordes festivos