Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JOSÉ MORENO CARBONERO EL HALLAZGO DEL EUCIO iS o es esta la primera vez que el ilustre artista malagueño se inspira en Es páginas del inmortal Quijote para componer sus cu; idros, llenos de lu animación y vida. E a la Exposición de 1878 fue prem- ada una obra suya: Una aventura del Quijote; el año 181) 1 obtuvo en Berlín honroso ¡iremio por su cnadro Los dos amigos (D. Quijote y Sancho) Eespecto al hermoso lienzo que en est i Exposición presenta y que adjunto reproducimos, no queremos alterar con propias explicaciones el castizo párrafo del capítulo X X X parte primera del Quijote donde se ha inspirado el Sr. Moreno Carbonero. Dice así Cervantes: Mientras esto pasaba, vieron venir por el camino donde ellos iban á un hombre ciballero sobre un jumento, y cuando llegó cerca les pareció que era gitano; pero Sancho Panza, que do quiera que vía asnos se le iban los ojos y el alma, apenas hubo visto al hombre cuando conoció que era Giocs de Pasamonte, y por el hilo del gitano sacó el ovillo de su asno, como era la verdad, pues era el rucio sobre que Pasamente venía, el cual, por no ser conocido y por vender el asno, se había puesto en traje de gitano, cuya lengua y otras muchas sabía muy bien hablar como si fueran naturales suyas. Viole Sancho y conocióle, y apenas le hubo visto y conocido cuando á grandes voces le dijo: Ah ladrón Grinesillo, deja mi prenda, suelta mi vida, no te empaches con mi descanso; deja mi asno, deja mi regalo, huye, p... auséntate, ladrón, y desampara lo que no es tuyo. E o fueron menester tantas palabras ni baldones, porque á la primera saltó Giués, y tomando un trote que parecía carrera, en un punto se ausentó y alejó de todos. Sancho llegó á su rucio, y abrazándole le dijo: ¿Cómo has estado, bien mío, rucio de mis ojos, compañero mío? y con esto le besaba y acariciaba como si fuera persona; el asno callaba y se dejaba besar y acariciar de Sancho sin responderle palabra alguna.