Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Se despiden. Ella corta u n a flor del r o s a l i t r e p a d o r qut y o la traje de la serranía; se la da íVoy á m a t a r á es h o m b r e l P e r o n o ¿Qué culpa tiene? jEs otro vendido com yo! L a infame es la que merece ser cosida á puñaladas ¡María! ¡Luis! ¡Jesús me valga! ¡Miserable! ¡Ha huido! ¡Yo sabré e n c o n t r a r t e y ver garme! IV ¡Ingrata! ¡Traidora! ¡Para esto sirve el rosal que heme visto crecer j u n t o s q ue hemos guiado, ayudándole prender su red de flores en la v e n t a n a que ha unido su perfumes á nuestras palabras de amor, que ha sido test: go de t a n t a s noches de ventura! ¡Ah, no! ¡Yo te prome to, infame, que no regalarás más capullos de un told que nació al calor de mi cariño! ¡Muerta mi fe, muera 1 enredadera! Es mia, y la deshago. ¡Puera, rosas malditas! ¡Tamljién vosotras tenéis eulpí que no os secasteis antes de ser cómplices de su traiciói ¡EJlla os adoraba, por ella vivíais; m a ñ a n a os verá t r o i chadas y m a r c h i t a s por el suelo! ¡Asi, desnuda la venta na, sin flores, como yo sin esperanzas! íl í- rí- j gBjB S S í Jr V ¡Qué atrocidad! -íQué es, madre? -Mira cómo está la sala. Parece que haiijlovido rosas. P e r o ¿te pones mala? ¡Pierdes el color! -No, no es nada. DIBUJOS DE A L B B K T I -Está deshecho el rosal de la ventana, lo mismo que si le hubieran cortado á navajazos. ¡Ha sido él! -El viento de esta noche. ¿No lo has sentido desde la cama? Se ha llevado soplando h a s t a el amanecer. ALFONSO PÉREZ NIEVA