Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A OCHO DÍAS VISTA I La guerra en OrloLte. -Reclamos y anuncios á tanto la linea. -Problemas de Ja paz. Derrota de la CWna- na, CMna- na, CMna- na. ¿Qué harán los japoneses? A quien no está hecho á bragas -El peligro en Filipinas. -Guerras de colores. -Un punto filipino. -Las próximas elecciones muLicipales. El sport politlco. -Ordenes menores. -Ensayo de movilización. -1. a política y la administración municipal. Meses hace que las DOUeias de la guerra entablada entre el Japón y la China las oíamos como quien oyó llover. ¡Y cuidado que á oir llover nos hemos acostumhrado los madrileños en este invierno maldecido, durante el cual la corte ha parecido y sigue pareciendo la escupidera celeste ó el aljibe común de toda el agua de las nubes! Los japoneses en Puerto Arturo. Otra derrota china. Japón en la Mandchuria. La independencia de Corea (vulgo baile de San Vito) Estos y otros epígrafes semejantes pasaban ante nuestros ojos, sin quo 10 í; rarau alterar nuestra alma pacifica ó indiferente. Llegamos á creer que todo ello eran reclamos y ammcios pagados á tanto la linea por el gobierno japonés. O que algún opulento fabricante pagaba en todos los diarios las cartas, telegramas y grabados de la guerra, para terminar ésta con una noticia por el siguiente estilo: Erejército japonés, después de su rápida y victoriosa marcha, acaba de atravesar las murallas de Pekín, plantando eu, sus cúpulas y torres la triunfal bandera del Sol naciente. Ocioso es ponderar el entusiasmo y la alegría de los soldados vencedores. Todos ellos iban calzados con zapatos de charol fabricados en la reputada zapatería La Suela Gloriosa, donde se sigue confeeoionando toda clase de calzado para señoras, niños y japon es sin graduación. Pero resulta que si la guerra la tomamos á broma, la paz es para tomada muy en serio p r la culta Europa. Así se desp i; ende de los artículos que la prensa extranjera y nacional ha consagrado al tratado chino- japonés, muehomás trascendental para nosotros, segiin parece, que las próximas elecciones municipales, de las que debe desviar su atención el respetable público para que el prestidigitador trabaje con sosiego. ¡Oh! si. ¿Cuál ha sido el final resultado de la guerra de Oriente? L