Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARCHA MILITAR Eotas las filas, estropeados y llenos de polvo caminaban los soldados por la carretera arriba. Marchaban en grupos sin formación, abatidos, cabizbajos, como el que cumple penosamente un imperioso deber. De pronto, al llegar á un altito, divisóse el pueblo de X. la corneta rasgó los aires con su acento vibrador y Ifes pelotones se pararon en firme; alineáronse, fasil en mano, y á los acordes de la marcha militar echaron á andar hacia el poblado firmes y garridos. Los sonidos de la música, sacudiendo fuertemente los nervios, habían hecho revivir al soldado, y aquellas cervices se irguieron, los cuerpos se enderezaron, la mano apretó fuerte la culata, animóse la mirada, y el paso fué rítmico y potente y el andar airoso y marcial. a TV 0. é SIÉ M t- -k t C 1 ÍS Y es que la. música es un idioma, dulce ó enérgico, que todos entendemos; un lenguaje sin alfabeto que se lee de corrido; algo universal, algo vago é indeterminado, que por su vaguedad é indeterminación se aspira con deleite por todos los poros del alma. Sentíase además al oir aquella marcha una sensación dulcísima y triste, pues en aquellas notas de la madera percibíanse rumores de arboleda, el chasquido de ramas desgajadas y el murmullo del arroyuelo que riega el pobre terruño de la familia; y por la íntima relación del sonido y el color veíanse, poetizados por el re-