Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Tu fealdad por voz postrera ver quiero, añade; y altivo con la p u n t a de la daga el velo le ha descorrido. Cesa la risa; la corte retrocede de improviso ¡Con los besos de la m u e r t e el j u g l a r se ha embellecido! Orlan su pálido rostro rubios y flotantes rizos; se parece al í í a z a r e n o con su cara de martiriol ¡Descansa en paz, alma triste, ser desdichado y mezquino; ruin obra de u n Dios que á Juda á su semejanza hizo! ¡Cadena de sufrimientos p a r a ti la vida ha sido; desde la c u n a al sepulcro el reir fué t u destino! A precio vil y ominoso por azar te engendró el vicio, y del vientre de u n a m u e r t a saliste á la luz maldito. fí I I I 1 Fijamente el rey lo mii a, y ahoga en su pecho u n gemido. ¡Mil imágenes dichosas de otro tiempo el rey ha visto! Los recuerdos do su gloria, de su corte el poderío, las ciudades conquistadas, de las justas el bullicio, el esplendor de sus bodas, los besos del primor hijo á través do aquel cadáver, qué lejano, qué sombrío! Tiembla el rey, alza la frente, y se aleja pensativo. Como espectros silenciosos todos al r e y h a n seguido. T la escalera bajando cual sierpe de mil anillos, y a se agitan, y a se alejan, y a en la sombra se han perdido. Ni amor de mujer gozaste, n i de u n a madre el cariño; p o r sarcasmo de l a suerte t a n sólo u n r e y te ha querido. ¡Pobre juglar! Ve al sepulcro, y en las sombras escondido, que n u n c a sepan los hombres el hoyo que te da asilo. Y cuando suene en la a l t u r a la hora solemne del J u i c i o sigue oculto en las tinieblas, sigue en t u fosa encogido; deja que v a y a n pasando en tropel grandes y chicos, ¡que Dios m a n d a r á á las almas que tomen sus cuerpos mismos! LUIS LÓPEZ BALLESTÉEOS D I B U J O S DK H U E R T A