Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
y x; JESÚS CAE POR SEGUNDA VEZ ViiíKONSE unidos en el augusto drama de la Redención el odio más horrendo y el amor más ardiente que pueden concebirse; y cosa extraña I esos dos encontrados afectos que desbordan del corazón de los verdugos y de la Santa Víctima, tienen un punto de confluencia: ambos significan el anhelo de acrecentar hasta los últimos limites la crudeza de los tormentos que afligen al Dios- Hombre. Él desea, aún más entrañablemente que sus enemigos, que ni una sola gota del cáliz de la amargura deje de bañar sus labios, ni haya nube de tristeza que no enturbie el fondo purísimo de su alma, ni instrumento de tortura que no destroce sus carnes, ni ludibrio que no azote su rostro y hiera sus oídos. Así desfallece y cae de nuevo en el camino que van consagrando las huellas de sus plantas. No es sólo el peso de la Cruz el que le rinde, es también el de los crímenes de todas las generaciones, que El tomó con soberana generosidad sobre sus hombros, llamando hacia sí, como árbol frondoso y prominente, el rayo de las divinas venganzas para que no abrasase la tierra maldita de donde habían desaparecido los brotes de la virtud y los gérmenes del bien, Las caídas, los desfallecimientos de Jesús, que hablan á nuestra compasión pidiendo lágrimas á los ojos, hablan también á las flaquezas y los desmayos de nuestra voluntad, por los que tan á menudo se abandona la senda de la justicia y del deber. En el Divino Modelo con quien hemos de conformarnos, fácil nos será hallar consuelos y estímulos, resignación y fortaleza. En esas aguas redentoras se templaron las almas de los mártires, haciéndose capaces de resistir la furia de los tiranos y los refinamientos de la crueldad; en ese río de los dolores y las misericordias de un Dios qne muere por nosotros, ha de blanquearse la estola de todos los predestinados á gozar la vida de la inmortalidad entre los coros de los ángeles. DIBUJO DE MÉNDEZ BETNGA. -OULA DE AHIJA FR. FRANCISCO BLANCO GAECIA