Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL BARBERO DE SEVILLA (CUENTO VIEJOJ 1 7 m 1 i- E l señó Hurro, raacarono autóotlco y barbero de proftítión, había oído hablar á sus parroquianos de Bl Jiarhero de SecUla. 2- -Y un día se dijo haciendo la maleta: O yo no soy Curro, ó he de irmo á Madrid para conocer loi primores de mi paisano. 3- -Allá va nuestro hombre metido en un coche de tercera y en dirección á la villa y corte. Q i! c. í 4- -Llegó á Madrid, se echó á ¡a calle, y con sólo fijarse en las esquinas comprendió que no eran falsos sos Informes respecto á la popularidad del famoso barbero. 5- -Guiado por un transeúnte, llegó á la taquilla del Real, tomó una entrada, y exclamó largándose con el papelito: Menudo barbero será éste cuando se hace pagar por adelantado! 6- -Entró en el Eeal, comenzó á subir escaleras, y en todos los descansillos se paraba el señó Curro para decir: ¡Pues no lia puesto poco alta la barbería rai paisano! 7- -Fijábase en la gente que subía y subía como él, y decía para sus adentros: -Manos divinas debe tener este hombre cuando ha llegado á reunir tanta parroquia. 8- -Al entrar en el paraíso creció sxi asombro. Abrió la boca, miró á todos lados y dijo para si: ¿Toda esta gente tiene que afeitarse antes que yo? 9- -Y echando á con er escaleras abajo, se ¡ué á la estación para tomar el tren mixto de Sevilla.